fecha


Actualidad

El Gobierno le lleva prestados a Sancor más de 700 millones

16/10/2017El ministro de Agroindustria de la Nación, reconoció la importancia de la principal cooperativa lechera del país, pero advirtió que “las soluciones pasan por el sector privado”.

Ricardo Buryaile, ministro de Agroindustria de la Nación, reconoció la importancia de la principal cooperativa lechera del país, pero advirtió que “las soluciones pasan por el sector privado”. Durante su visita a la provincia de Córdoba, destacó la recuperación del stock ganadero y calificó de “muy buena noticia” la reapertura de Europa al biodiésel argentino.

El ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, sostuvo que la situación de la lechería “en absoluto es igual a la del año anterior” a raíz de la recuperación de sus precios relativos. También destacó la recuperación del stock ganadero y precisó que el Gobierno nacional lleva prestados a Sancor más de 700 millones de pesos, y se agregarán otros 250 millones adicionales.

“Ahora se ha firmado un acuerdo con el sector gremial; vamos a darles 250 millones de pesos adicionales (…); si cada empresa que tiene problemas el Estado tiene que poner dinero, no hay Estado que aguante”, advirtió durante un diálogo con La Voz del Interior y otros medios durante su visita a Río Cuarto, entre otras localidades de Córdoba.

–¿Qué evaluación hace de la situación de la empresa Sancor?

–El Gobierno nacional ha prestado solución a Sancor. Hay que recordar que Sancor es una empresa privada y como tal se comporta. El Gobierno le lleva prestados a Sancor más de 700 millones de pesos. Ahora se ha firmado un acuerdo con el sector gremial, vamos a darles 250 millones de pesos adicionales, que es lo que nos habíamos comprometido. Si cada empresa que tiene problemas el Estado tiene que poner dinero no hay Estado que aguante. Sancor es una empresa privada que tiene una enorme importancia por eso trabajamos con ellos, por eso le hemos prestado 700 millones de pesos y por eso estamos tratando de colaborar, pero las soluciones pasan por el sector privado.

–¿Hay alguna medida en carpeta para la lechería?

–La situación para el sector no es la misma hoy que la del año anterior. Si miramos la relación insumo producto es bastante distinta. El año pasado teníamos una leche al productor de 2,20 pesos y un maíz a tres pesos (por kilo); hoy tenemos el litro de leche a casi 5,70 pesos y un maíz cercano a dos pesos. No digo que sea el único componente, pero sí uno de los principales. También hemos aumentado las exportaciones, lo cual descomprimió el mercado interno y en un momento como este, que normalmente la leche está a la baja se ha mantenido firme en el precio. Nosotros reconocemos que puede haber productores que tienen problemas, pero la situación en absoluto es igual a la del año anterior.

–En los últimos años se señaló con preocupación la liquidación del stock ganadero, ¿se frenó esa situación?

–Eso es muy importante: el rodeo vacuno se está recuperando en un millón de cabezas por año desde que asumimos nosotros. En dos años hemos recuperado casi dos millones de cabezas y esto es muy importante, porque significa que vamos a consumir mucho más granos y tendremos mayor valor agregado a través de las exportaciones de carne.

 

–¿Cómo evalúa las críticas por el anuncio de la importación de carne de cerdo desde Brasil?

 

–Yo me pregunto si nosotros queremos exportar 40 mil millones de dólares y no comprar nada. El mundo no funciona en un solo sentido. Da la impresión que los argentinos queremos ir al mundo y decir nosotros tenemos para vender 40 mil millones, pero no le vamos a comprar nada. Resulta difícil eso.

–¿En qué fase está la discusión en torno a las restricciones arancelarias de los Estados Unidos para el biodiésel?

–La situación es muy difícil. Es muy complicado avanzar en esa materia. Vamos a trabajar, pero hay una dificultad marcada. De todos modos, hay señales favorables desde Europa para recuperar ese mercado. Se trata de un millón y medio de toneladas. Este año quizá concluyamos con 500 mil toneladas, ya se embarcaron 200 mil, así que parcialmente vamos a recuperar algo del volumen que perdimos con las exportaciones a los Estados Unidos. Es una muy buena noticia la de Europa.

–El Gobierno prevé hacer más eficiente el gasto, con vistas a reducir el déficit fiscal y en esta política haría una reingeniería de ministerios (se habla incluso de fusiones y reducir el actual número de carteras. ¿Se vienen cambios en el suyo?

–No sé qué cambios. Desconozco que haya algo en ese sentido. Siempre hay versiones, pero no hay información oficial sobre el tema.

 

Reforma impositiva

–En el agro se pone mucho el acento en la demanda de competitividad, de bajar la carga impositiva. Hay permanente reclamos de productores y empresas. En los últimos días, el gobernador Schiaretti se pronunció a favor de eliminar retenciones con vistas a acelerar el empuje del campo. ¿Lo ve posible?

–A nosotros nos gustaría muchísimo porque se nos ocurrió primero. Nosotros eliminamos ese impuesto para el trigo y el maíz y establecimos el cronograma de eliminación de retenciones de la soja para el año que viene de forma gradual en las medidas de las posibilidades del Gobierno. Entiendo que el gobernador Schiaretti expresó un deseo y a nosotros también nos gustaría lo mismo.

–Comienza la siembra para el nuevo ciclo agrícola 2017/18. ¿Qué desempeño esperan en el Gobierno?

–Algunos cultivos como el trigo están con complicaciones por las inundaciones, con la soja también hay problemas de temperatura para la siembra. Llovió mucho en este invierno, pero estimamos que vamos a tener una muy buena campaña como esta que cerró, con un récord de producción.

–¿Cuál es la proyección que maneja su ministerio?

–Todavía es muy temprano para hacer proyecciones.

–¿Será mejor que la pasada?

–Nosotros esperamos que sí. Argentina lo que tiene hoy es un piso muy alto en producción de granos.

 

 Fuente: agrovoz.lavoz.com.ar

Notas relacionadas


comentar