fecha


Actualidad

Inmobiliario Rural

1/12/2017Carbap no hará protestas por ahora. Lo resolvió ayer la entidad; buscará el diálogo con el gobierno de Vidal.

Ayer, en Trenque Lauquen, la entidad realizó su reunión de consejo directivo y se analizó, entre otros temas, la situación tras el incremento del impuesto que convalidó la Legislatura bonaerense. En medio de la tensión con la provincia, en la entidad no descartaban asambleas o movilizaciones debido al creciente malestar de sus bases. Antes de la aprobación en la Legislatura, los dirigentes intentaron sin éxito que se redujera el incremento del tributo.

Sin embargo, ayer los ruralistas resolvieron insistir en la vía del diálogo, al menos por ahora, y le pedirán en el marco de la Mesa Agropecuaria bonaerense, que también integran la Sociedad Rural Argentina (SRA), Coninagro y Federación Agraria Argentina (FAA), una reunión a Federico Salvai, el jefe de Gabinete de la gobernadora María Eugenia Vidal.

"Queda descartada cualquier medida de fuerza; vamos a ir por el diálogo", expresó Fermín Echeverría, secretario de Carbap. "El consejo seguirá apoyando el diálogo y veremos cómo se desarrolla", agregó.

Para el dirigente de la entidad, "no son convenientes" protestas en este momento, si bien reconoce el malestar que existe entre los productores.

Ignacio Kovarsky, presidente de la Sociedad Rural de Trenque Lauquen, contó que se buscará "mostrar los números para que quienes asesoran a la gobernadora entiendan" el porqué del reclamo por el inmobiliario.

"Sentimos que la provincia no termina de entender o creer la verdadera situación del campo. Creíamos que la gobernadora estaba mejor asesorada, pero evidentemente el Ministerio de Economía [que conduce Hernán Lacunza] no analiza correctamente la situación", agregó Kovarsky. Para este dirigente, si bien se hará el pedido de audiencia, "no se descartan a futuro" las protestas "si no se llega a un entendimiento".

El malestar de los productores se mezcla con que hubo 17.000 de ellos que vienen de tener un revalúo que terminó con subas del 30 al 120% en la última cuota del Inmobiliario Rural, de noviembre pasado.

Además, si bien hay zonas que estaban necesitando lluvias para continuar la siembra, en otras, como Daireaux y Bolívar, persisten los problemas por los anegamientos de campos. "Hace siete meses que no podemos sacar el cereal del campo por la falta de caminos", contó Roberto Canale, productor de esa zona del centro-oeste bonaerense.

"Hay parcelas de Inmobiliario, en Daireaux, que subieron por valuación 1120%, que, sumado a la mayor alícuota, arroja un incremento de 190%", señaló el productor agropecuario.

 

La Nacion – Fernando Bertello 



comentar