fecha


Empresariales

¿Oleico o Linoleico? Esa es la cuestión

22/06/2017Advanta sigue evolucionando en la investigación y evaluación a campo de sus girasoles oleicos y linoleicos para ofrecer alternativas en el mercado.

Cuando se habla de girasol, se puede decir que se habla en primer lugar como fuente de aceite vegetal y en segundo lugar como fuente proteica.

La tendencia mundial al cuidado de la salud hace que el consumo de aceites vegetales con alto contenido de ácidos grasos insaturados vaya en aumento. En este sentido los aceites de girasol oleico y linoleico posee un alto porcentaje de este tipo de ácidos grasos, monoinsaturatos y polinsaturados, siendo estos productos adecuados para la alimentación humana.

La diferente composición entre los distintos ácidos grasos oleico, linoleico, esteárico y palmítico que posee el grano de girasol, hace que se clasifiquen los híbridos en Alto Oleico, Linoleico o Medio Oleico. Siendo el primero el que mayor proporción de ácido graso oleico posee, superando el 80%; en cambio los híbridos linoleicos tienen una composición inversa, siendo mayor la proporción de ácido linoleico y menor al 39,4% de ácido oleico.

Algunos factores climáticos, como ser la temperatura mínima nocturna elevada en post floración, influyen marcadamente en la concentración de ácidos grasos oleicos. Es por ello que en la región norte de nuestro país un mismo híbrido alto oleico (HO) va a expresar un mayor porcentaje de ácido graso oleico que en la región girasolera sur. En los híbridos linoleicos este efecto se expresa en mayor medida, pudiéndose en algunos casos superar el límite de 39,4% de ácido graso oleico en su composición, por lo que no tipificaría como linoleico o convencional. Esta característica de la región norte (temperaturas mínimas nocturnas altas) es importante a tener en cuenta a la hora de elegir un hibrido linoleico, para que su genética asegure los parámetro de ácido graso oleico requerido por el mercado.

Cuando de comercialización se trata es fundamental conocer los usos de cada uno de ellos para poder interpretar la necesidad de una trazabilidad a la hora de la logística a diferentes mercados e industrias.
Los aceites del tipo alto oleico, son preferidos por algunos sectores de la industria alimenticia, como por ejemplo las cadenas de restaurantes y comidas rápidas, debido a que su baja insaturación causa menor auto oxidación y por ende mayor estabilidad frente a las altas temperaturas de 180 grados por períodos prolongados. No obstante, otro tipo de industria, como por ejemplo la de elaboración de mayonesas, no utiliza este tipo de aceites por no lograr una adecuada consistencia.

En cambio los aceites linoleicos, con menor concentración de ácidos graso oleicos (menoral 39,4%) son utilizados principalmente para uso doméstico como aderezos y en la industria de mayonesas entre otras.

Si bien ambos son aceites producidos por un mismo cultivo, no son los mismos híbridos los que lo producen, ni poseen los mismos usos.

"La Asociación Argentina de Girasol recomienda no mezclar girasol convencional o linoleico con girasol alto oleico, pues al momento de comercializar, la mezcla podría ser rechazada. Protejamos nuestro girasol para que los compradores del exterior confíen en la calidad de nuestros productos que ellos tanto necesitan y valoran", c
omentó el Ingeniero Carlos Feoli, Director de ASAGIR.

Desde Advanta se viene trabajando en el mejoramiento genético de girasol desde hace más de 40 años, y esta diversidad de germoplasma permite una eficiente selección a la hora de brindar al mercado híbridos oleicos o híbridos linoleicos. Sumado a ello el departamento de desarrollo junto al departamento de investigación, realizaron ensayos para conocer la estabilidad de los híbridos de ADVANTA en cuanto a su composición acídica a lo largo de todas las regiones productivas de girasol, como ser el NEA, norte de Santa Fe, sur, centro y oeste de Buenos Aires y La Pampa.

El objetivo de este tipo de muestreo y evaluación fue recopilar no solamente los datos de rendimiento en kilos y materia grasa de cada híbrido, sino también evaluar la composición de todos los tipos de ácidos grasos oleico, linoleico, esteárico y palmítico que posee cada material, y así confirmar que a pesar de los diferentes ambientes y condiciones climáticas, los parámetros de cada ácido graso se respetaron en los distintos tipos de híbridos alto oleico (HO), como en los linoleicos o convencionales de todo el portafolio de la compañía.

"Esto es un logro del mejoramiento genético muy importante. Poder brindarle al productor un paquete de productos que poseen excelente potencial de rendimiento, muy completo paquete sanitario y principalmente un muy buen rendimiento en materia grasa con las correctas proporciones de cada ácido graso según su clasificación."
Fueron las palabras del Ingeniero Roberto Reid, Responsable del programa de girasol de Advanta Semillas.
  • album


comentar