fecha



¿Estarán cómodos mis teneros?

1/02/2017Todas las sugerencias para el mejor uso de cada uno de los sistemas, están orientadas a disminuir el estrés que un uso inadecuado del mismo le pueden producir al ternero.

Todas las sugerencias para el mejor uso de cada uno de los sistemas, están orientadas a disminuir el estrés que un uso inadecuado del mismo le pueden producir al ternero. Si el ternero no accede con comodidad a los alimentos, tiene un espacio reducido para moverse, no tienen un lugar confortable para echarse, lo expresará con un deficiente consumo de alimentos o consumo de reservas corporales, que afectará su ganancia diaria de peso con riesgo de enfermedades o muerte cuando los temporales los encuentran en inferioridad de condiciones respecto a terneros que se encuentran en buen estado general y con confort.

Podemos clasificar los sistemas de crianza en dos grandes grupos, los sistemas individuales, y los sistemas colectivos. Tanto los sistemas individuales como los colectivos, tienen sus fortalezas y debilidades.

SISTEMAS COLECTIVOS

En los sistemas colectivos o comunitarios, podemos observar:

Fortalezas:

• Ahorro de tiempo en la alimentación de los terneros.
• Movilidad total para los terneros y elección por parte del animal del lugar donde echarse.
• Facilidad para procurar reparos.
Debilidades:
• Lentitud para la detección y tratamiento de los animales enfermos.
• Cohabitación y contagio de las enfermedades.
• Escaso control del consumo individual de los alimentos.
Recomendaciones a tener en cuenta en los sistemas colectivos
• Manejar grupos de animales chicos, máximo 15 ó 20 terneros por lote, y de edad semejante.
• Apartar y tratar rápidamente los animales enfermos para evitar el contagio de enfermedades.
• Asegurarse el control del consumo individual de la dieta láctea, evitando los tarros de 200 litros con tetinas, donde el animal más lento no tendrá la posibilidad de acceder a la cantidad prevista, por lo menos durante los primeros 20 días de crianza. Esto se puede resolver, utilizando unos recipientes colectivos pero con divisiones para asegurarse que cada ternero tome la cantidad que tiene que tomar.
• Enjuagar con agua con lavandina las tetinas entre lote y lote.
• Asegurarse buena disponibilidad de comederos para la dieta sólida.
• Lavar periódicamente los bebederos de agua.
• Disponer de lotes espaciosos para los terneros, una superficie óptima para disminuir la cohabitación, es diseñar corrales con una superficie de 80 a 100 m2 por ternero.
• Evitar los corrales de concentración de terneros que se suelen usar en las crianzas colectivas, para el aprendizaje a tomar en tetina o balde. Esto se puede reemplazar, ingresando directamente el ternero al lote definitivo, pero para facilitar el aprendizaje, alojarlos en corrales móviles de 4 m x 4 m durante 2 o 3 días, y a medida que aprenden son largados al lote y el corralito mudado al siguiente lote. En las épocas de gran afluencia de terneros, se pueden utilizar dos corralitos móviles de aprendizaje.

Sistemas automatizados

Merecen un comentario especial, los sistemas automatizados de alimentación de terneros, donde los animales están identificados electrónicamente, y el alimentador, les entrega la cantidad de dieta láctea y/o sólida que se le ha programado. Estos Alimentadores si bien se conocen desde hace tiempo, su difusión va en aumento en estos últimos años en nuestro país. Las mejoras que al sistema colectivo le han aportado estos alimentadores se pueden resumir:

• Total control de la dieta láctea y sólida programada y entregada a cada ternero.
• Posibilidad de control individual del consumo de la dieta láctea y sólida.
• Eliminación de la competencia para acceder a los alimentos.
• Facilidad para el aprendizaje del ternero, especialmente de la dieta láctea.
• Posibilidad de utilizar leche, sustituto de leche, etc.
• Temperatura correcta de administración de la dieta láctea.
• Posibilidad de registrar los consumos individuales y grupales de los terneros.
• Humanización de las tareas del personal.

SISTEMAS INDIVIDUALES

Los sistemas individuales más conocidos, son la estaca y la jaula.

Por su costo, el sistema más difundido es la estaca, pero a diferencia de la jaula, no cuenta con ningún tipo de reparo, aspecto que podemos mejorar con el uso de Capas protectoras. Las capas protectoras, tienen que cubrir el 80 % del cuerpo de animal, ser impermeables y duraderas. Son realmente una alternativa económica, que salva terneros, porque los ayuda a protegerse del medio ambiente. También contamos con otros recursos como rollos, fardos, telas plastilleras del lado de los vientos, montes de árboles, etc. para proteger a los terneros de las inclemencias climáticas.

Las jaulas, nos proveen de reparo, pero por su costo solemos no considerarlas. Sin embargo, es importante contar por lo menos con un 5% de jaulas para ser utilizadas como jaulas de enfermería, para animales enfermos, o mal calostrados.

Entre las fortalezas más importantes de los sistemas individuales, encontramos:
• Evitan la cohabitación, y disminuye el riesgo de contagio de las enfermedades.
• Hay un buen control del consumo individual de los alimentos.
• Se facilita la rápida detección de los animales enfermos y su tratamiento.
Por otra parte hay que considerar entre sus debilidades:
• La rotación tanto de estacas como de jaulas.
• Espacio limitado para moverse y echarse.

El sistema de estaca, es el más difundido por su bajo costo y por las ventajas que hemos señalado. Pero las mismas proporcionan mucho espacio para que el ternero se mueva y si las mismas no están en condiciones, esto se agrava, como así también el espacio que tienen para echarse, sobre todo en los temporales.

Recomendaciones para el Sistema de Estaca:

Estaca Tradicional: Una estaca no se encuentra en condiciones y puede perjudicar el acceso de los terneros al balde con los alimentos, u obligarlos a echarse en lugares muy pisoteados o embarrados, cuando la misma se enreda. Puede enredarse sobre si misma y acortar el largo de la misma, cuando no tiene destorcedor o el mismo no se encuentra en condiciones, sugerencia: revise y reponga los destorcedores rotos. También la cadena se puede enredar alrededor de la estaca, esto se resuelve si pasamos una manguera por la cadena, por lo menos hasta la mitad del largo de la misma, esto la mantendrá rígida y no se enredará en la estaca. Se pueden utilizar las mangueras de leche o de vacío (tubos largos de leche o de vacío) que se descartan cuando se hace el service de la ordeñadora. Con estas dos simples medidas, el ternero estará cómodo y el guachero se ahorrará mucho tiempo en desenredar los terneros cada vez que va a administrar la dieta láctea.

Durante los temporales, es conveniente contar con cama de paja de trigo o cama de rastrojo de soja, para hacerles una cama a los terneros de la estaca. Esta cama deberá ser quemada una vez que se deja de usar.

Estaca con estacón para la cadena: Este sistema consiste en tener la estaca tradicional para los baldes, y el ternero atado a una estaca separada, que permite una cadena más larga porque en este sistema se enreda menos. Tiene más movilidad, y el lugar se pisotea menos. Estaca con corredera: Los terneros se atan con cadena, que en su extremo tiene una argolla que se desliza por un alambre de por lo menos 8 a 10 metros de largo, sujetado por dos estacas cortas en sus extremos. La estaca con los baldes se coloca en uno de los extremos. Los alambres se van instalando en la crianza, separados entre sí de tal forma que no se toquen los terneros. Si uno cuenta con espacio, el largo del alambre se aumenta.

Entre las ventajas, lo más importante, es que no se pierde tiempo en desenredar terneros, en rotar estacas, y a pesar de lluvias y temporales, los terneros tienen donde echarse. Si uno quiere mudar la crianza, levanta los alambres, y los instala en un nuevo sector. La desventaja es que necesitamos contar con un sector amplio para instalar los alambres, que dependerá de la cantidad de terneros y del espacio que le demos a cada ternero.

Podemos aprovechar a utilizar uno de los extremos para colocar las estacas, y racionalizar la administración de los alimentos. En el otro extremo, se pueden instalar los reparos, sean para invierno, (rollos, fardos, reparos metálicos) o para verano instalando una media sombra.

Sistema de Jaula:

Existen en el mercado jaulas metálicas y de plástico. Por su costo, no suelen usarse como sistema total de crianza, pero si pueden ser utilizadas como jaulas de enfermería o para terneros recién ingresados o mal calostrados, para optimizar su protección y tratamiento.

Durante los temporales, o cuando no se dispone de lugar suficiente para las rotaciones, se recomienda utilizar cama de paja o de rastrojo de soja, para optimizar el confort del ternero.

Los reparos, son variantes más económicas, que proveen reparo, pero a un menor costo, porque la sujeción del ternero se sigue realizando con una estaca o incluso son ideales para los sistemas de correderas.

Esperamos que se cumpla el objetivo de este modesto artículo, que es el de plantear una revisión del sistema que se utiliza en cada guachera, y aprovechar el inicio de la temporada de pariciones para acondicionar la crianza para una mejor alojamiento de los terneros y facilitarle el manejo al personal de la crianza

Autor/es: Ing. Agr. Guillermina Osacar *Actividad Privada.
Fuente: ENGORMIX


comentar