fecha



Perfiles

Una Sola Voz...¿sueño o realidad?

21/08/2018Matias Peluffo, es uno de los impulsores del movimiento USV (Una Sola Voz) que busca unificar la representación de la producción.

No cabe duda que la atomización de la representación de los tamberos es un caso digno de los récords Guinness. Ya no importa si suman diez o si son quince las entidades que los representan. Asociaciones, Cámaras regionales, Mesas y las cuatro entidades tradicionales que conforman la Mesa de Enlace conforman esta atomización. La lechería viene sobrellevando desde hace ya muchos años una situación única y sin parangón con el resto de las actividades agropecuarias.

Un grupo de tamberos nucleados en 2016 a partir de un grupo de watsapp está dispuesto a cambiar esta historia y unificar la representación de todos los productores de leche del país en una sola organización.

 Desde hace unos meses pusieron a disposición de los tamberos la posibilidad de registrarse en una página web, www.tamberosargentinos.com a la que bautizaron Una Sola Voz (USV). “La iniciativa es tratar de agrupar a todos los tamberos del país en un mismo movimiento para levantar la bandera de la unión de los productores. Porque la unión hace la fuerza, por mas trillado que sea, y si queremos tener poder, tenemos que tener representación”, explica Matias Peluffo, tambero de 40 años uno de los impulsores de esta iniciativa que con sus hermanos tiene tambos en 30 de Agosto en el oeste de la provincia de Buenos Aires y en Olavarría.

 USV es por ahora un “movimiento”, según describen sus creadores, y tiene en la página los primeros 350 tamberos registrados. Lo que no es poco observando la escasa participación de los productores en las entidades de base. “Tratamos de mostrar la visión de los productores unidos. El movimiento tiene mucho potencial de adherir a todos los productores, o a una proporción importante. Nuestro objetivo es juntar alrededor de tres mil productores para poder hacer consultas periódicas para ver a donde queremos llegar”, dice Matías Peluffo, que confiesa no se tiene todavía del todo claro como estructurar esta unión. “Vemos que hay dos etapas, la primera es de convocatoria, convocar a todos los productores lecheros del país, incluyendo a los que participan de cámaras y entidades. La idea es convocar directamente a los productores e ir ampliando la base.

Después en una segunda etapa ver como se posicionarían las diferentes entidades en esa asociación, como institucionalizar el movimiento y como se insertan los dirigentes de otras entidades, que son muy valiosos”, explica el tambero que es hoy tesorero de la Cámara de Productores de Leche del Oeste de Buenos Aires (Caprolecoba). Y agrega: “Buscamos que sea algo integrador y participativo, sino lo logra directamente desaparecerá porque no queremos crear una entidad mas”. Hoy el contacto que estableció USV es a través de redes sociales y de Telegram que no tiene una restricción de cantidad de participantes y permite además hacer encuestas para poder conocer la opinión de los miembros sobre temas específicos. Además, los impulsores del movimiento USV vienen realizando encuentros en distintas localidades para decidir las futuras acciones y replantearse estrategias para lograr el objetivo. Hoy todos los esfuerzos están puestos en lograr la mayor cantidad de productores registrados. Una masa crítica que definirá el futuro del movimiento.



comentar