fecha


¿Una forma de vida o un pobre negocio?

17/07/2015"La lechería como negocio es una excelente forma de vida; pero la lechería como forma de vida es un negocio pobre", una frase del especialista estadounidense Gordie Jones, para reflexionar.

Hace unos años atrás, en una gira por Colombia me encontré con el Dr. Gordie Jones que estaba realizando una consultoría en fincas lecheras. Los encuentros con este investigador, consultor y devenido desde hace casi una década en "farmer" americano en el estado de Wisconsin, son siempre interesantes y movilizadoras.

Ese día hablamos muchas cosas pero en este momento de incertidumbre en la región y en el mundo, me vienen a la memoria su particular reflexión sobre la actividad. "La lechería como negocio es una excelente forma de vida; pero la lechería como forma de vida es un negocio pobre", aseguraba. "La mejor lechería es la que puede hacer algo muy bien, muy competitivamente, sin importar el sistema o el sitio donde esté. Sin embargo, no nos olvidemos que cada vaca paga un impuesto diario que es su costo de mantenimiento para seguir produciendo, aquella comida que le sirve para mantenerse viva".

Estas particulares reflexiones que nos dejaba el Dr. Jones en ese momento, nos puede ayudar a no perder el foco en cuidar la vaca y su producción pero a su vez entender que estamos parados en un negocio cuya lógica ha cambiado. Hacia adelante, ¿será sólo cuestión de rentabilidad y números a la hora de diseñar el sistema o en el otro extremo, qué tanto comprometo el futuro de la empresa si nos negamos a introducir cambios que nos permitan seguir competitivos en aras de mantener un estilo que disfrutamos?

Quizás las nuevas generaciones sean las que tengan que encontrar una nueva fórmula en la empresa familiar que permitan logros económicos pero también la realización y orgullo que lograron en su momento nuestros abuelos.

Ing. Agr. Alejandro Sammartino