fecha


Establecimiento La Dorita: El trabajo detrás de los premios

19/01/2017Ganadores en reiteradas oportunidades del Premio Mamyzin, Roberto Rudy, administrador del establecimiento, comparte cómo repercute en el personal haber ganado en ocho ocasiones.

No todas son complicaciones y frustraciones en el tambo. La satisfacción, en este caso, llega por el reconocimiento de un premio como Mamyzin, que estimula la producción de leche de alta calidad.

Siempre es motivante estar entre los finalistas, y haber ganado el tro¬feo en ocho ocasiones produce un ambiente colaborativo en la gente, casi lúdico, de "buena onda" y compromiso de mejora continua. Es la actitud de nuestra gente y nuestro hacer cotidiano el que finalmente se establece como principio maestro y rector de nuestros logros en la arena del tambo.

Aquí, algunos de los tópicos que han redundado en innumerables logros y satisfacciones.

En el poder de lo simple está el éxito

PREVENCIÓN Y CONSISTENCIA

La decisión de la empresa es abordar y gestionar las rutinas con un enfoque simple, ágil y firme. La calidad de leche no se reduce a un simple enunciado, es un proceso de aprendizaje con detalles que demandan observación aguda y permanente.

Chequear las rutinas, mantener el buen funcionamiento de la máquina de ordeñar, de los retiradores automáticos de pezoneras y lavadoras, y de los equi¬pos de frío es condición sine qua non. También lo es, generar y mantener ambientes de confort para los animales, especialmente en las áreas donde comen y se desplazan; extremar la higiene donde se ordeña y remarcar hasta el cansancio que la hacienda debe tener fácil acceso a los alimentos, esto significa caminos sin barro ni cascotes; firme presencia del veterinario, quién además de elaborar un plan de salud del rodeo, debe anticiparse a los medicamentos, trabajando en prevención y prescripciones médicas rápidas cuando así lo requiera la circunstancia.

La clave para estimular la continuidad de las medidas que han probado ser exitosas radica en profesionalizar los procesos productivos, convirtiéndolos en protocolos de trabajo como rutinas escritas de manera simple y adaptada para facilitar la comprensión de todos. El mensaje se sostiene capacitando en forma constante al personal, especialmente haciendo hincapié en el entendi¬miento de la importancia de seguir los protocolos al pie de la letra y el impacto que esto tiene en la productividad de los animales y calidad de leche.

FACTOR HUMANO
Los reales artífices de los buenos resultados son las personas que le hacen frente a cada uno de los desafíos cotidianos de esta actividad. Los tamberos, encargados de tambo y profesionales veterinarios son, en su mayoría, jóvenes emprendedores e inquietos, que valo¬ran la flexibilidad y desean transformar la realidad con una visión diferente o mejorada. Ellos cuidan sus espacios y se plantean conciliar el trabajo con la vida personal, y como devolución surge, casi naturalmente, el compromiso y motivación por lo que hacen.

LIDERAZGO
En los últimos tiempos, los que conducimos tuvimos que cambiar de parecer. Además de instrumentar el propósito central de una empresa, debimos perder el temor a desafiar los márgenes, aceptando que la pirámide organizacional estructurada, fuerte, vertical y autoritaria se desmoronó hace tiempo. Hoy los resultados de gestión surgen en un ambiente donde el líder se convierte en facilitador, saliendo del libreto y brindando confianza para que fluyan las energías adormecidas de la gente con quienes compartimos la tarea. La comunicación en las organizaciones que dan resultados se manifiesta de manera transversal penetrando los diferentes sectores de la empresa. El contacto en el equipo de trabajo es más libre, participativo y receptivo; la gente se integra aportando ideas y tiene autoridad para tomar sus propias decisiones. En este esquema se promueve la diversidad y la integración para que se diluya la brecha generacional, que hasta hace poco era una de las razones a las que adjudicábamos nuestros fracasos.

Hacemos foco en el trabajo en equipo, definimos metas y objetivos claros, acompañando su proceso de ejecución, monitoreando el desempeño e informando sobre los resultados a modo de "retroalimentación". Corregimos rápido los desvíos sin buscar culpables y aprendemos del fracaso como parte natural de los procesos, sin escatimar en elogios ni incentivos para aquellos que hacen un excelente trabajo. Tenemos como prioridad el desarrollo y entrenamiento para que la gente sepa interpretar las herramientas tecnológicas y los ayude a mantenerse comprometidos con sus funciones.
Rutinas, protocolos y seguimiento en la sala.

Los profesionales responsables de calidad de leche trabajan diariamente en forma directa con el personal y las vacas, dentro y fuera de la fosa, evaluando el ambiente como factor predisponente de enfermedades - como renguera y mastitis- que alteran la producción. Nuestro programa de trabajo fuera y dentro de la fosa es tradicional y tiene como objetivo diario ordeñar vacas con óptima salud y manejadas adecuadamente.

Nuestra brújula tambera nos marca esta ruta a seguir:

• Capacitación continua del personal tambero en cuanto a arreos tranquilos y pacientes, rutina de ordeño organizada y constante, buen manejo ambiental, y correcta realización de tratamientos diarios y de secados.

• Control de la rutina de trabajo y funcionamiento del sistema con la presencia del veterinario en forma periódica en la fosa, recorridas de ambiente (estado de callejones, entrada y salida del corral de espera, etc.) y vigilancia de lavado de máquina de ordeño.

• Diseño de protocolos terapéuticos racionales y factibles, combinando simple aplicación y entendimiento para el personal tambero con alta efectividad terapéutica.

• Implementación de un sistema de registros completo basado en seguimiento diario de la evolución de cada vaca con mastitis clínica; y aplicación de medicamentos, tipo de tratamiento, período de espera (libro de tratamientos) y reincidencias (libro de altas) durante su lactancia.

• Monitoreo de casos clínicos e identificación de vacas problema a través de registros coordinados y ordenados. A cada vaca problema (repetidora) se le realiza muestreo para cultivo bacteriológico y en base al resultado que éste arroja, se efectúan tratamientos específicos.

• Análisis de datos y presentación periódica de resultados mediante la medición de incidencia y prevalencia de casos clínicos, eficacia de los distintos tratamientos y recuento semanal de células somáticas de tanque.

Con respecto a este último punto, es importante la recolección de datos, pero el desafío es convertir esos datos en información útil, buscando la resolución de problemas cotidianos como cambios de tratamiento o de antibiótico ante una baja tasa de curación, así como también redireccionar rutinas de ordeño alteradas y demás correcciones.

La genética y cuidado de las crías influyen

Uno de los rasgos en los reproductores que usamos en el programa de mejoramiento genético, es el recuento de células somáticas. Sabemos que un toro con este atributo por debajo de tres tiene un efecto directo en los recuentos de células de sus hijas e impacta directamente en la cantidad de mastitis clínicas.

Otro sector que se atiende con acentuada dedicación es la crianza, con el fin de disminuir la mortandad. Esto, sumando al aporte de hembras por el uso de semen sexado, nos permite implementar un descarte voluntario de las vacas con conteos de células más altos, ubre descolgada, vacas "duras", etc.

Un ritual sagrado

Más allá de los premios, las rutinas, protocolos y detalles de manejo, producir leche de calidad es casi un ritual sagrado y así deberíamos considerarlo, recordando que estamos produciendo un alimento sustancial para la nutrición de los consumidores. Si tenemos esa potestad en nuestras manos, ¿por qué deberíamos quitarle la mística?

Aún antes de recibir nuestro primer reconocimiento Mamyzin, descartamos la suerte como factor para el éxito y cada madrugada, cuando la rutina del tambo "nos provoca" desde nuestro conocimiento y compromiso, recordamos "que el trabajo en equipo es el combustible que permite que la gente común alcance logros extraordinarios".

Roberto Rudy
Administrador de Estancias La Dorita S.A.
Nota completa Revista Infortambo Diciembre 2016
Biblioteca
  • Nota completa Revista Diciembre 2016
    descargar
  • biblioteca

comentarios

  • Jonquieres dijo:

    19 ene 19:32

    Trabajé en Magnasco donde conocí a Rudy en La Pacuala, Tandil. Luego fue a La Dorita donde se afirmó, luego de dos Encargados que pasaron las mil y una. De Santa Fé a Carlos Casares, toda una vida entre vacas holando. ¡Felicitaciones!



comentar