Noticias


El maíz para la exportación a u$s 210 y el disponible a $ 19.500

El maíz para la exportación a u$s 210 y el disponible a $ 19.500

En un mercado que ya está influenciado por el clima, la semana fue positiva para los precios de los granos en Chicago, con el maíz nuevo acortando la brecha con el grano disponible; la soja haciendo valer la escasez actual en el mercado físico, y con el trigo recuperando terreno en medio de nevadas y de sequía.

Según indicó el último informe de la consultora Granar, en el nivel local el balance también fue mayormente positivo y los niveles de precios siguen brindando la chance de generar buenas estrategias comerciales.

El balance de la semana para el maíz argentino dejó un saldo estable para la zona del Gran Rosario, donde las ofertas de los exportadores se mantuvieron en 210 dólares por tonelada que, por la devaluación de la moneda local, implicaron un paso de 19.370 a 19.448 pesos. Para Bahía Blanca y para Necochea el balance fue negativo, dado que los compradores redujeron sus propuestas de 220 a 215 dólares por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agricultura en $ 18.575, mientras que para el inicio de la nueva semana comercial fue fijado en 18.593 pesos. El valor FOB del maíz en los puertos argentinos pasó de 247 a 248 dólares por tonelada, según lo publicado por Agricultura. En el Golfo de México la transición semanal del FOB del maíz fue de 261,51 a 263,19 dólares por tonelada.

En el Matba Rofex el balance de la semana del maíz resultó positivo, dado que los ajustes de las posiciones abril y julio sumaron un 1,19 y un 0,25%, tras pasar de 209,50 a 212 y de 197,50 a 198 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada para el período de 14 de abril al 14 de mayo, la BCR marcó que deben salir desde el Gran Rosario 1.769.400 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 689.390 toneladas; desde Necochea, 42.935 toneladas, y desde otros puertos, 98.000 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 14,2%, con un progreso semanal de 2,2 puntos y demorada respecto del 32,7% de igual momento de 2020 y del 25,4% promedio de las cuatro campañas precedentes. “Las lluvias de las últimas semanas mejoran las expectativas de rindes de los planteos tardíos, particularmente en la provincia de Córdoba. Esta mejora se traduce en un aumento de 1 millón de toneladas en nuestra estimación a nivel país, que ahora resulta de 46 millones de toneladas”, indicó la Bolsa.

Por tercera semana consecutiva los precios del maíz cerraron con balance positivo en la Bolsa de Chicago, donde las posiciones mayo y julio ganaron un 1,43 y un 1,96%, al pasar de 227,25 a 230,50 y de 221,54 a 225,88 dólares por tonelada. Todavía mejor fue el cierre para el contrato septiembre, que aumentó un 3,67%, tras variar de 201,07 a 208,45 dólares por tonelada.

El empuje de la posición que marca la entrada del maíz nuevo en el circuito comercial estuvo dado por el clima que, con temperaturas muy bajas y lluvias escasas sobre el Medio Oeste, restringió el progreso de las siembras y amenazó con perjudicar las primeras etapas de desarrollo en las zonas implantadas. Preocupa a los operadores que la posibilidad de ver precipitaciones menores a los registros normales no solo sea concreta para las próximas semanas, sino que se extienda –como lo advierten algunos climatólogos– al mes próximo.

Como lo venimos señalando en los reportes anteriores, el clima ya es el factor principal para la formación de los precios en Chicago, por lo que cada reporte meteorológico que se conozca tendrá un impacto inmediato sobre las pizarras. En ese sentido, la escasez de grano que evidencia la campaña 2020/2021 –tanto en maíz como en soja– hace y hará que las reacciones de los fondos de inversión puedan verse sobredimensionadas, sobre todo si los reportes indican condiciones climáticas adversas para los cultivos, que harán que los inversores sumen primas de riesgo climático sobre los contratos coincidentes con la nueva campaña. Esa volatilidad seguirá dando chances de capturar buenos valores a quienes estén atentos y dispuestos a usufructuar tales movimientos con estrategias comerciales que fijen pisos y dejen abiertos los techos.

El lunes, en su informe semanal, el USDA relevó el progreso de la siembra de maíz sobre el 4% del área prevista, por encima del 2% de la semana anterior; del 3% de 2020, y del 3% promedio de las últimas cuatro campañas. El dato oficial, sin embargo, quedó abajo del 6% previsto en promedio por los privados.

Acerca de las exportaciones estadounidenses, el jueves el USDA relevó ventas 2020/2021 de maíz entre el 2 y el 8 de abril por 332.700 toneladas, por debajo de las 757.000 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por los operadores, que fue de 500.000 a 900.000 toneladas.

Respecto del etanol, el miércoles la Administración de Información Energética de EE.UU. dejó un informe semanal con claroscuros, dado que por un lado mostró un nivel de producción de etanol de 941.000 barriles por día, menor a los 975.000 de la semana pasada y a los 980.000 previstos por los privados, pero, por el otro, estimó las existencias en 20,5 millones de barriles, abajo de los 20,6 millones del reporte anterior y de los 20,7 millones calculados en promedio por los operadores. El aumento del valor del petróleo fue un aliciente adicional para los precios del maíz y del etanol.

Buenos Aires, 19 de abril de 2021

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2021 Todos los derechos reservados