Noticias


Los precios oleaginosos en alza en el Mercado de Chicago

Los precios oleaginosos en alza en el Mercado de Chicago

La semana de negocios en el mercado estadounidense dejó como hecho destacado una nueva suba de los precios de la soja –la tercera consecutiva–, favorecida por la apreciación del real frente al dólar, que les quita competitividad a las exportaciones brasileñas, tal como indicó un informe de la consultora Granar.

Así, la soja se volvió a acercar al récord histórico de 2012. Para el trigo y el maíz la semana dejó leves bajas, en medio de las negociaciones de la Unión Europea para intentar destrabar la salida de los granos retenidos en Ucrania desde el inicio de la guerra.

Más allá de las especulaciones, por el momento los intentos chocaron con la exigencia de Rusia para que se levanten parte de las sanciones impuestas en los últimos meses, algo que ya fue rechazado de plano por la Casa Blanca. Para el caso particular del trigo, la cuenta regresiva para el inicio de la cosecha de invierno ya es un factor que influye, sobre todo, en Kansas.

En el mercado argentino hubo subas para la soja, pero los valores manejados se mantuvieron a distancia de las expectativas de los vendedores. También hubo mayoría de alzas para los cereales, con precios que continúan resultando muy interesantes para evaluar estrategias comerciales con el trigo nuevo.

MAÍZ

Fue positivo el balance de la semana para los precios del maíz argentino en el mercado físico, donde las propuestas de los exportadores subieron de 270 a 275 dólares por tonelada (de 31.936 a 32.821 pesos) para el Gran Rosario y de 285 a 290 dólares por tonelada (de 33.710 a 34.612 pesos) para Bahía Blanca y para Necochea.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agricultura en $ 31.357, mientras que para el inicio de la semana comercial fue fijado en $ 31.902. El valor FOB del maíz en los puertos argentinos pasó de 318 a 323 dólares por tonelada.

El balance semanal también fue positivo en el Matba Rofex, donde los ajustes de las posiciones julio y septiembre sumaron un 0,94 y un 1,12%, luego de pasar de 265 a 267,50 y de 267,50 a 270,50 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada para el período del 24 de mayo al 18 de junio, la BCR marcó que deben salir del Gran Rosario 1.399.900 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 448.250 toneladas; desde Necochea, 90.920 toneladas, y desde otros puertos, 86.000 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 30,1% del área apta, frente al 30,9% de 2021 para el mismo momento y el 38,2% promedio de los cinco años precedentes. «La baja en la humedad de los granos comenzó a dar impulso a la cosecha, con los mayores avances sobre el centro del área agrícola nacional, concentrándose en la recolección de planteos tardíos y de segunda ocupación sembrados durante el verano. A la fecha, el rinde medio nacional se ubica en 68,2 quintales por hectárea. Frente a este panorama, mantenemos nuestra proyección de producción para la campaña 2021/2022 en 49 millones de toneladas», dijo la Bolsa.

Los precios del maíz terminaron la semana con ligeras bajas en Chicago, donde las posiciones julio y septiembre resignaron un 0,19 y un 0,30%, al pasar de 306,58 a 305,99 y de 294,08 a 293,19 dólares por tonelada. Durante buena parte de la semana el foco de la atención de los operadores estuvo puesto sobre las negociaciones de la Unión Europea para sacar de Ucrania los millones de toneladas de granos retenidos desde el inicio de la guerra, volumen que se estima entre 18 y 20 millones de toneladas, de los cuales buena parte serían maíz y trigo. La sola posibilidad de que ello ocurra influyó sobre el ánimo de los especuladores, dado que la entrada de ese grano en el circuito comercial resultaría muy bajista.

Sin embargo, el paso de los días fue mostrando que ese objetivo aún deberá superar demasiados escollos. El principal, la exigencia de Rusia de que le sean quitadas varias de las sanciones que le fueron impuestas en los últimos meses, algo a lo que la Casa Blanca ya se negó rotundamente. Además, poco se sabe del estado actual de las terminales portuarias en Ucrania y de la decisión que tomarán los operadores marítimos de aventurarse en aguas que pueden volverse escenario de bombardeos en cualquier momento. Sin duda, este será uno de los fundamentos que el mercado seguirá con atención en los próximos días.

Sobre el cierre de la semana, rumores sobre el interés chino en maíz estadounidense y lluvias en zonas del Medio Oeste de los Estados Unidos donde aún resta sembrar maíz aportaron algo de firmeza a los precios. Vale recordar que el lunes pasado el USDA relevó el progreso de la siembra sobre el 72% del área prevista, frente al 49% de la semana anterior, al 89% de igual momento de 2021 y al 79% promedio de las cuatro campañas anteriores. En Iowa e Illinois, los dos principales Estados productores, la siembra progresó sobre el 86 y el 78% de las respectivas superficies previstas, contra el 97 y el 90% de igual momento de 2021. El viernes los operadores estimaron que el martes el USDA marcará un avance de las labores en el nivel país sobre el 85% del área prevista.

Para el lado bajista de la semana operó el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses, donde el USDA relevó el jueves ventas de maíz 2021/2022 por 151.600 toneladas, por debajo de las 435.300 toneladas del reporte precedente y cerca del mínimo previsto por los operadores, de entre 150.000 y 500.000 toneladas. Las ventas 2022/2023 fueron ponderadas en 58.300 toneladas, debajo de las 588.500 toneladas de la semana pasada y del rango calculado por los privados, de entre 200.000 y 800.000 toneladas.

En otro orden, el mercado espera bastante más de la producción y del consumo de etanol que lo revelado el miércoles por la Administración de Información sobre Energía de Estados Unidos en su informe semanal, donde elevó de 991.000 a 1.014.000 barriles la producción de etanol, un volumen que quedó casi a la par con los 1.011.000 barriles de igual momento de 2021. Las existencias del biocombustible las redujo muy levemente, de 23.791.000 a 23.712.000 barriles, pero quedaron muy por encima de los 18.980.000 barriles del año pasado para el mismo momento.

Otro dato bajista lo aportó la consultora rusa SovEcon, que estimó la producción 2022/2023 de maíz en Ucrania en 27 millones de toneladas, 1,2 millones por encima de la proyección del mes pasado, pero lejos de los 42,10 millones de la campaña anterior. Esta proyección privada resulta muy superior a los 19,50 millones de toneladas calculados por el USDA en su informe de mayo. SovEcon indicó que la superficie de maíz se estima en 4,6 millones de hectáreas, en comparación con los 4,4 millones proyectados el mes pasado y con los 5,5 millones de hectáreas de 2021. Hasta el momento se sembraron 4,4 millones de hectáreas. Igualmente, el cuello de botella sigue siendo la imposibilidad para usar las terminales marítimas, dado que lo que se logra sacar del país en camiones y trenes es una porción mínima de la oferta.

En Brasil, la Asociación Nacional de Exportadores de Cereales estimó las ventas externas de maíz durante mayo en 1.243.211 toneladas, por encima de las 942.063 toneladas de abril. El lunes la Conab con marcó el inicio de la segunda cosecha de maíz, con un progreso sobre el 0,2% del área apta. El puntapié se dio en el Estado de Mato Grosso. En cuanto a la primera cosecha, relevó su avance sobre el 83,7% del área, frente al 80,1% de la semana anterior y al 79,1% de igual momento de 2021.

Buenos Aires, 29 de mayo de 2022

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2022 Todos los derechos reservados