Noticias


APYMEL apoya Ley de Góndola pero pide al PEN definiciones en su «intrumentación»

APYMEL apoya Ley de Góndola pero pide al PEN definiciones en su «intrumentación»

El presidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (APYMEL), Pablo Villano, destacó la oportunidad que ofrece la Ley de Góndolas para la producción lácteas aunque consideró la necesidad de que el Poder Ejecutivo Nacional defina algunas cuestiones en lo referido a su «instrumentación».

Para el directivo de APYMEL, un tema a tener en cuenta son los plazos de pago que rigen actualmente de hasta 60, 90 y 120 días. «Esto es imposible de financiar por parte de una empresa pequeña o familiar», explicó Villano en diálogo con Infortambo. APYMEL propone tener en cuenta la legislación vigente en Chile, donde las grandes cadenas de supermercados deben antes de los 30 días de vencida la factura deben abonar la factura sino no pueden tomar del monto acordado el porcentaje del IVA.

Surgen algunas dudas de si las empresas de alimentos en general podrán cumplir con el abastecimiento del 25% de las góndolas, tal como reclama la ley. «Quizás algunos productos no estén y algunos productores no estén en condiciones de cumplir con el abastecimiento, ya que hoy las pymes están más orientadas a la provisión de grandes distribuidores y no de las grandes cadenas comerciales por una cuestión de logística y la forma de pago», dijo Villano.

El referente pyme dejó en claro que las pymes «no están en condiciones» de hacerse cargo del trabajo que demanda un repositor, tal como sí sucede con las grandes empresas lácteas que lo proveen aunque esto les genera un costo adicional.

El pasado viernes el Senado aprobó por unanimidad la Ley de Góndolas, que deberá a comenzar a implementarse en un periodo de dos meses, motivo por el cual el PEN debe apurar su reglamentación. La norma fue especialmente pedida por el presidente Alberto Fernández para ser utilizada como una herramienta disuasoria contra el rol de formadores de precios, tal como se cree en la Casa Rosada, que actualmente ofrecen las grandes cadenas de supermercados.

La ley fue sancionada con el voto de 56 senadores y establece que productos como alimentos y bebidas cuyas marcas sean de un mismo grupo económico no podrán ocupar más de un 30% de la góndola en los grandes súper. Los supermercados llamados chinos o de proximidad estarán exentos de cumplir con esta normativa. Sin embargo, las grandes cadenas deberán garantizar que un 25% del espacio en los estantes sea ocupado por alimentos de micro y pequeñas empresas nacionales, y otro 5% por productos elaborados y producidos por la agricultura familiar, campesina e indígena, y sectores de la economía popular.

Buenos Aires, 2 de febrero de 2020

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2020 Todos los derechos reservados