Noticias


Con el cepo a la exportación de carne, «las vacas de descarte de los tambos, morirán en el campo»

Con el cepo a la exportación de carne, «las vacas de descarte de los tambos, morirán en el campo»

Nicasio Tito, vicepresidente de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos, calificó hoy de «electoralista y cortoplacista» la decisión oficial de limitar al 50% las exportaciones de carne vacuna y estimó que «la medida le pega de lleno al productor, incluso a los tambos, cuyas vacas de descarte, deberán morir en el campo».

En diálogo con Infortambo, Tito -dedicado a la actividad de cría y recría en campos del centro norte de Entre Ríos- aseguró que «la medida es electoralista y cortoplacista e impacta de lleno al productor por la depreciación que sufrió el valor de la hacienda en pie, que antes tenía destino de exportación».

Para el caso de la actividad de tambo, donde la venta de las vacas de descarte que tenían por destino su faena para ser exportadas principalmente al mercado chino, el segundo de FARER consignó que «el freno a la exportación mata el negocio que tenían los tambos. Hoy sus vacas de descarte, que antes iban a China, hoy tienen que dejarlas morir en el campo. Ya que al mercado doméstico no pueden ir».

«Durante 60 días, hasta el 31 de agosto, se tiene que poner en marcha el plan ganadero, y se extendería esta modalidad hasta el 31 de diciembre para la venta de cortes más populares. Cortes que nunca se exportaron, ya que lo que se exportaba a China era la vaca vieja para que hicieran guisos. Por ello la medida (de restringir a la mitad los envíos al exterior respecto del 2020), afecta de lleno al productor: por esta época el productor sacaba a faena la vaca flaca, vieja y vacía. En abril se pagaba a 100, 110 o 120 pesos por kilo vivo. Hoy el pequeño productor que vende a remate o feria, en Entre Ríos, en en el país, estos precios bajaron 60, 70 u 80 pesos. Es decir el precio cayó hasta un 90% en solo un mes», dijo.

Según el dirigente de FARER, «el productor ganadero utilizaba estos ingresos para comprar alimento y pasturas. Hace un mes podía vender un animal de 300 a 330 kilos por un precio de 30 mil a 35 mil pesos, y hoy solo recibe 17 mil. Al mismo tiempo el precio de la alfalfa, maíz u otros alimentos está atando al dólar y no bajaron».

Agregó que «por ello, es daño es impresionante. Mata al productor que cría hacienda a largo plazo. Nadie va a querer invertir en hacienda. Es negocio rematar las vacas y pasarse a hacer agricultura».

Así, comentó Tito, «tampoco queda resto para inversiones en genética. No se puede así invertir en un toro que sale de 200 mil a 300 mil pesos para reponer los rodeos, ya que no se sabe cómo va a estar la ganadería».

Buenos Aires, 23 de junio de 2021

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2021 Todos los derechos reservados