Noticias


Disruptores lácteos en el horizonte

Disruptores lácteos en el horizonte

Los efectos de sequía de La Niña en el hemisferio sur y el fin de las compras de Foodbox en los Estados Unidos se vislumbran como eventos disruptivos para la oferta y la demanda global de lácteos.

Los oradores en un Seminario Virtual del Global Dairy de NZX la semana pasada difirieron en cuanto a cómo estas importantes influencias afectarían los precios mundiales, tal como publicó el newsletter de FarmersWeekly. 

El director de StoneX, con sede en Chicago, Nate Donnay, aseguró que los precios de la leche en polvo entera se mantuvieron mejor de lo esperado alrededor de US$ 3.000 por tonelada.

Pero esperaba que cayeran a US$ 2.750 en el primer trimestre de 2021, seguido de una recuperación a US$ 3.100- US$ 3.200 en el segundo y tercer trimestre.

Monica Ganley, directora de Quarterra en Buenos Aires, Argentina, esperaba una debilidad de los precios en el corto plazo seguida de una caída en la producción de leche el próximo año debido a La Niña, lo que llevaría a precios más altos para los polvos.

Amy Castleton, analista de la Bolsa de Nueva Zelanda (XZN) dice que el clima ligeramente más seco en la parte superior de la Isla Norte y la inminente La Niña restringiría la producción de leche de Nueva Zelanda y mantendría los precios alrededor de US$ 3.000. Y agregó que el ritmo más lento de las compras chinas deprimiría los precios durante 2021.

Donnay manifestó que la compra de productos lácteos, especialmente queso, por mil millones de dólares, para distribuir en las escuelas y para las personas necesitadas en la interrupción del covid-19, debía terminar en octubre.

Si los demócratas prevalecían en las elecciones estadounidenses, entonces no creía que se renovaría el programa Foodbox, sino un sistema de tarjetas de asistencia social más personalizado y dirigido.

«Estimamos que Foodbox ha consumido entre un 2 y un 3% de todos los sólidos lácteos y eso ha supuesto un gran impulso en los precios del queso», sostuvo. También descartó un aumento en los pagos agrícolas porque dice que los márgenes de los productos lácteos no justifican ese enfoque en la actualidad.

Según un informe del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), Castleton expresó que un patrón climático de La Niña exacerbaría las condiciones ya secas en la parte superior de la Isla Norte y Canterbury, pero con un precio de leche de NZ$ 6/kg. (US$ 0,30/litro para una leche de 7,30% de SU), los agricultores producirían o comprarían alimento complementario para mantener el nivel de producción.

 «No esperamos ninguna caída en la producción, pero la predicción anterior de un aumento puede no producirse», dijo.

Buenos Aires, 14 de octubre de 2020

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2020 Todos los derechos reservados