Noticias


El maíz cerró la pasada semana con alzas en Chicago

El maíz cerró la pasada semana con alzas en Chicago

La semana de Acción de Gracias dejó precios en alza para el maíz y para el trigo en el mercado estadounidense, donde fortalecen el vínculo como socios en el mercado de forrajes, mientras los “panaderos” procuran no tener que apagar los hornos, tal como aseguró la consultora Granar.

Para el maíz, que fue el único que logró salir indemne de la traumática rueda del viernes, las mejoras superaron el 2,5%, mientras que para el trigo fueron ligeras en Chicago, pero alcanzaron el 3,6% en Kansas.

Para la soja, que terminó el segmento comercial con quitas próximas al 1%, la caída del aceite en la última rueda selló el paso en falso de los precios.

Sin una tendencia definida, los precios del maíz argentino se mantuvieron mayormente firmes durante la semana, con propuestas subieron de 200 a 205 dólares por tonelada (de 20.052 a 20.623 pesos) para las terminales del Gran Rosario y para el puerto de Necochea, en tanto que para Bahía Blanca el valor del cereal se mantuvo en 225 dólares por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agricultura en $ 20.509, mientras que para el inicio de la semana comercial fue fijado en 20.701 pesos. El valor FOB del maíz en los puertos argentinos pasó de 250 a 254 dólares por tonelada.

Como reflejo parcial de las mejoras externas, la semana fue positiva para el maíz en el Matba Rofex, donde los ajustes de las posiciones diciembre y abril sumaron un 1,60 y un 0,25%, tras pasar de 206 a 209,30 y de 198 a 198,50 dólares por tonelada.

En cambio, para el maíz de la próxima cosecha, para las entregas entre marzo y abril, el balance semanal fue negativo, con transiciones de 230 a 225 dólares por tonelada para Bahía Blanca y para Necochea, y de 198 a 197 dólares por tonelada para el Gran Rosario.

En su informe semanal sobre carga de buques programada para el período del 24 de noviembre al 22 de diciembre, la BCR marcó que deben salir desde el Gran Rosario 948.900 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 416.845 toneladas; desde Necochea, 101.462 toneladas, y desde otros puertos, 63.900 toneladas.

Respecto de los cultivos, en su informe semanal el jueves la BCBA relevó el avance de la siembra de maíz para grano comercial sobre el 30% de los 7,1 millones de hectáreas previstos, luego de un progreso semanal de apenas 0,8 puntos, demorada frente al 31,9% de 2020 y al 39,6% promedio en los cinco años precedentes. “La alternancia de temperaturas relevadas durante las últimas semanas generó daños puntuales en algunos lotes. Particularmente en el sur del área agrícola nacional, las heladas afectaron a los cuadros ubicados en los sectores más tendidos del terreno. A pesar de los signos de daño registrados en las hojas del cereal, ya comenzó la recuperación de los lotes afectados. Por otro lado, la siembra se concentra en los partidos ubicados en el sur de la provincia de Buenos Aires”, indicó la entidad. Añadió que en los Núcleos Norte y Sur son necesarias nuevas lluvias durante las próximas semanas para mantener el estado de los cuadros más adelantados del cereal.

Los precios del maíz terminaron la semana con saldo positivo en Chicago, donde las posiciones diciembre y marzo sumaron un 2,82 y un 2,56%, al pasar de 224,69 a 230,99 y de 227,15 a 232,96 dólares por tonelada. Tres de las cuatro ruedas fueron alcistas para el cereal, que subió por mérito propio, gracias al etanol, y por derrame del trigo, que mejora su competitividad y participación en el mercado forrajero.

Quizás lo más llamativo de la semana sucedió el viernes, donde el maíz logró quebrar la tendencia bajista que sumió a todos los mercados en terreno negativo por la incertidumbre planteada por una pandemia que no termina de irse. Después de cotizarse con pérdidas próximas a los 5 dólares y de ver caer al petróleo un 13%, el maíz pudo revertir las bajas y cerrar en alza la jornada. En eso mucho tuvieron que ver los rumores de compradores chinos presentes en el mercado, pero, también un informe sobre exportaciones semanales muy positivo y, lo dicho anteriormente, el derrame de firmeza del mercado de trigo, que le abre puertas al maíz.

Sobre el reporte semanal de exportaciones estadounidenses, el USDA relevó el viernes ventas de maíz por 1.429.200 toneladas, un 58% por encima de las 904.600 toneladas del informe precedente y también arriba del rango calculado por los privados, de entre 750.000 y 1.400.000 toneladas. Si bien no ocupó el primer lugar como en las dos semanas anteriores, Canadá fue el segundo mayor destino del grano de EE.UU. con 306.900 toneladas, detrás de México, que se quedó con 629.600 toneladas. En lo que va del ciclo comercial 2021/2022 las ventas de maíz suman 34,41 millones de toneladas, un 7% menos que a igual momento de 2020.

En cuanto al etanol, que disfruta de un resurgir tras la crisis de los años precedentes, en su informe semanal la Administración de Información sobre Energía de Estados Unidos marcó el miércoles por segunda semana seguida un incremento en la producción de etanol, en este caso, de 1.060.000 a 1.079.000 barriles por día, la cuarta mejor marca en lo que va del año. En cambio, a diferencia de lo ocurrido en el reporte anterior, relevó una suba de las existencias del biocombustible, de 20.081.000 a 20.164.000 barriles. Seguramente desde el lunes, y según evolucionen las noticias sobre la nueva cepa de Covid y sobre la ola de contagios en Europa, el mercado comenzará a focalizar su atención sobre las implicancias de un contexto con eventuales restricciones al movimiento sobre los combustibles, entre ellos, el etanol.

Cerca del fin de la cosecha de maíz, el lunes el USDA relevó su avance sobre el 95% del área apta, contra el 91% de la semana pasada, el 97% de igual momento de 2020 y el 92% promedio de las cuatro campañas precedentes.

En cuanto a Brasil, y a la primera cosecha de maíz, que descomprimiría la escasez doméstica actual, durante la semana Safras & Mercado la estimó en 25,73 millones de toneladas, por encima de los 25,55 millones de la proyección previa y de los 21,65 millones de la campaña anterior.

Para el caso de la SOJA

Resultó negativo el balance semanal para los precios de la soja en el mercado disponible argentino, donde las ofertas de los compradores retrocedieron de 357 a 350 dólares por tonelada (de 35.793 a 35.210 pesos) para la zona del Gran Rosario –por soja sustentable el viernes se ofrecieron 355 dólares más 5 dólares de bonificación– y de 332 a 330 dólares para Bahía Blanca, en tanto que para Necochea las propuestas se mantuvieron en 330 dólares por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agricultura de la Nación en $ 35.757, mientras que para el inicio de la semana comercial fue fijado en 35.147 pesos. En su última referencia semanal, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera exportadora en 352,30 dólares por tonelada, equivalentes a 35.474 pesos. El valor FOB del poroto de soja en los puertos argentinos pasó de 551 a 547 dólares por tonelada; el del aceite, de 1375 a 1405 dólares, y el de la harina, de 403 a 388 dólares por tonelada.

En el Matba Rofex el saldo semanal también fue adverso para la soja, con ajustes para las posiciones enero y mayo que perdieron un 2,31 y un 0,62%, luego de pasar de 358,80 a 350,50 y de 322 a 320 dólares por tonelada.

Respecto de la soja de la próxima cosecha, para las entregas entre abril y mayo, la semana terminó con valores mayormente estables. Para la zona del Gran Rosario se pasó de 312/320 a 312/318 dólares por tonelada, mientras que para Bahía Blanca y para Necochea no hubo cambios, con ofertas que se mantuvieron en 315 y en 310 dólares por tonelada, respectivamente.

En su informe semanal sobre carga de buques programada para el período del 24 de noviembre al 22 de diciembre, la BCR marcó que deben salir desde el Gran Rosario 1.230.200 toneladas de harina y 202.040 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 57.000 toneladas de harina, y desde Necochea, 22.625 toneladas de poroto, 10.000 toneladas de harina y 6000 toneladas de aceite.

A cerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) relevó el avance de la siembra de soja sobre el 39,3% del área prevista en 16,5 millones de hectáreas, dato similar al vigente un año atrás y levemente demorado respecto del 41,5% promedio de los cinco últimos años. “Los mayores progresos fueron registrados en las regiones Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires, Núcleo Norte y en el Centro-Norte de Córdoba. A lo largo de los últimos siete días, junto con la incorporación de cuadros de primera, fueron informadas las primeras siembras de soja de segunda sobre el Núcleo Norte y sobre el Centro-Norte de Santa Fe”, indicó la entidad.

* * *

Tras dos semanas alcistas seguidas, los precios de la soja terminaron el segmento comercial con resultado levemente negativo en Chicago, donde las posiciones enero y marzo perdieron un 0,83 y un 0,94%, al pasar de 464,16 a 460,31 y de 468,48 a 464,07 dólares por tonelada. Con la excepción del lunes, cuando el trigo traccionó subas generalizadas, las otras tres ruedas de la semana de Acción de Gracias fueron bajistas para la soja por un movimiento de toma de ganancias de los inversores, que se acentuó durante la jornada de viernes, en medio de la caída generalizada de los mercados por el temor agitado entre los inversores por la nueva variante de Covid identificada en Sudáfrica y por un aumento significativo de contagios en Europa, donde los movimientos antivacunas parecieran haber ganado más adeptos de los que los propios gobiernos creían.

En esa rueda del viernes fue determinante para la soja el derrumbe de los precios del petróleo, que resultó del 13%. Además de afectar el aparente despegue de las economías mundiales luego del primer y fuerte impacto de la pandemia, un nuevo rebrote y la incertidumbre que genera una nueva cepa, los operadores consideran que si se vuelve a imponer restricciones a la movilidad o medidas de confinamiento volverá a caer el consumo de combustibles. Por su relación con la energía, el aceite de soja, materia prima para la producción de biodiésel, operó el viernes con fuertes bajas, que condicionaron el rumbo del poroto.

Otro factor de presión negativa para los precios se desarrolla en Brasil donde, con el avance de la siembra de soja sobre poco más del 90% del área prevista, adelantada en respecto de 2020, los últimos reportes climáticos extendidos para el segmento del 2 al 8 de diciembre auguran que las lluvias se intensificarán por un frente frío estacionario que llevará al menos 150 mm de agua a zonas productoras de soja de Minas Gerais, Goiás, Mato Grosso y también de Matopiba (una región que cubre áreas de los Estados de Maranhão, Tocantins, Piauí y de Bahía). Así, el tiempo sigue apuntalando las expectativas de una cosecha brasileña récord.

En medio de las caídas del viernes, aportó algo de sostén a los precios el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, en este caso durante el segmento del 12 al 18 de noviembre, donde el USDA relevó el viernes ventas de poroto de soja por 1.564.500 toneladas, por encima de las 1.382.700 toneladas del trabajo anterior y dentro del rango previsto por los operadores, que fue de 900.000 a 1.800.000 toneladas. Con 882.500 toneladas, China fue el principal comprador, incluidas en ese volumen 461.000 toneladas que habían sido presentadas hacia destinos desconocidos. En lo que va del ciclo comercial 2021/2022 las ventas de soja suman 36,17 millones de toneladas, un 30% menos que a igual momento de 2020. Achicar esta brecha –rápido– resulta imperioso para que los precios puedan sostener una tónica bajista, sobre todo teniendo presente que la entrada de la soja brasileña puede adelantarse a las primeras semanas de enero por la rapidez con se sembró, por ejemplo, en Mato Grosso, el principal productor de la oleaginosa en Brasil.

Ya sobre el cierre de la cosecha estadounidense, el lunes el USDA relevó su avance sobre el 95% del área apta, contra el 92% de la semana pasada, el 98% de 2020 para la misma fecha y el 96% promedio.

Buenos Aires, 29 de noviembre de 2021

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2022 Todos los derechos reservados