Noticias


El maíz como alimento fundamental para rodeos de carne y leche

El  maíz como alimento fundamental para rodeos de carne y leche

El sistema de producción de maíz para silaje, esta integrado por una serie de pasos, que comienza en el momento en que se elige el lote para el cultivo y termina cuando el animal lo transforma en carne o leche.

Así lo indicó una nota publicada por el portal Clarín, por Juan Raggio, donde se indicó que la producción de silaje forrajero ronda los 2 millones de hectáreas en nuestro país, y más del 60% de esa superficie esta dedicada a maíz, según informes de la “Cámara argentina de contratistas forrajeros”.

Luis Bertoia, profesor titular en la Universidad de Lomas de Zamora, con estudios y sólida experiencia en la producción de maíz para grano y para silaje e integrante de la comisión de forrajes de Maizar,  explicó algunas de las claves que hacen a esta producción.

El especialista e ingeniero agrónomo indicó que el sistema de producción de maíz para silaje, esta integrado por una serie de pasos, que comienza en el momento en que se elige el lote para el cultivo y termina cuando el animal lo transforma en carne o leche. Es una secuencia de varios procesos. La producción del silaje no termina cuando el contratista finaliza el picado. Por el contrario, en ese momento comienza la segunda etapa del proceso, que es la conservación del alimento dentro del silo, trabajo que queda bajo la responsabilidad del dueño o del administrador del establecimiento.

El maíz para silaje agradece la buena conducción con el maíz para grano y la retribuye con su rinde y calidad nutritiva a cosecha. Luego sigue la apertura del silo y el suministro a la hacienda, para lo cual es necesario colocarlo dentro de un mixer con otros componentes de la ración. Durante todo ese proceso se cometen errores y aciertos y por ello lo importante es poner a punto cada etapa.

El suministro, puede ser hecho en un mixer mezclado con diferentes componentes que formulan la ración, o bien se lo acerca al animal de diferentes formas como ser: se lo deposita en el lote, o se lo coloca dentro de una cubierta de tractor, o dentro de un comedero. Y puede ser que se lo coloque mitad en el comedero y la mitad afuera, o en la calle paralela al alambrado que contiene a los animales. Es decir, hay diferentes formas y en la mayoría de ellas se generan importantes pérdidas.

Si consideramos todos los costos en los que se incurre en este proceso, es decir, la semilla, la siembra, los fertilizantes, los herbicidas, el picado, el embolsado, la inversión es muy grande, pero luego se desperdicia entre el 25 y el 50% promedio de lo generado debido a los errores cometidos durante el suministrarlo del alimento a la hacienda.

Qué se debe hacer para lograr un buen silaje

Según Bertoia, «es importante darse cuenta que, muchas veces, quienes producen el maíz para silaje son ganaderos sin la costumbre del agricultor de producir granos. Otras veces, el productor tiene claro que lo importante que es sembrar en fecha de acuerdo a la zona, y que es una decisión con fundamentos técnicos. Cajas medidoras del tamaño de picado, dato fundamental para lograr un buen silaje. La de arriba tiene orificios de 2 cm, la del centro 1 cm y la de abajo es ciega».

«Otro punto a considerar -indicó- es el control de malezas, ya que el maíz no es tolerante a la presencia de las mismas. Asimismo, es necesario regular bien la sembradora ya que el cultivo responde a la buena distribución de la semilla en lo que hace al distanciamiento entre semillas y a la uniformidad de profundidad de siembra».

Buenos Aires, 15 de julio de 2021

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2021 Todos los derechos reservados