Noticias


El maíz con altibajos en la Bolsa de Chicago

El maíz con altibajos en la Bolsa de Chicago

Con ganancias en torno del 2%, la soja completó la cuarta semana alcista consecutiva en la Bolsa de Chicago. Un posible nuevo recorte de las existencias finales estadounidenses el martes en el informe mensual del USDA y la falta de humedad en la Argentina fueron los principales fundamentos positivos para la oleaginosa.

Al maíz le costó seguirle el paso a la soja y sólo logró terminar con altibajos, en medio de la disputa por las tierras 2021/2022. Las previsiones de lluvias sobre el Medio Oeste en las próximas dos semanas fue el principal factor de presión bajista para el forrajero, que abre el ciclo de siembras.

El inicio de la cosecha de maíz se sigue reflejando sobre la zona del Gran Rosario, puerta de ingreso del grano en el circuito comercial. En efecto, en la semana las propuestas por el grano con entrega inmediata en las terminales ubicadas sobre el Paraná retrocedieron de 195 a 193 dólares por tonelada (de 17.476 a 17.403 pesos). En cambio, para los puertos del Sur, que aún no reciben grano nuevo, las propuestas de los exportadores se mantuvieron en 210 dólares por tonelada para Bahía Blanca y para Necochea, un valor que por acción de la devaluación de la moneda local implicó una variación de 18.610 a 18.936 pesos, nivel que se ubicó por encima de la capacidad teórica de pago de la demanda.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agricultura en $ 16.879, mientras que para el inicio de la nueva semana comercial fue fijado en 17.346 pesos. El valor FOB del maíz en los puertos argentinos pasó de 242 a 238 dólares por tonelada, según lo publicado por Agricultura. En el Golfo de México, el FOB del cereal pasó 254,53 a 249,01 dólares por tonelada.

El balance semanal dejó altibajos para el maíz con entrega diferida a abril, dado que mientras para el Gran Rosario se registró una baja de 200 a 197 dólares por tonelada, para Bahía Blanca y para Necochea las propuestas crecieron de 210 a 215 y de 205 a 210 dólares por tonelada, respectivamente.

En el Matba Rofex el saldo de la semana fue negativo para los precios del maíz, también como reacción al inicio de la cosecha. Los ajustes de las posiciones marzo y abril resignaron un 2 y un 1,44%, tras pasar de 202 a 198 y de 201,70 a 198,80 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 3 de marzo y el 5 de abril deben salir desde el Gran Rosario 1.353.670 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 212.116 toneladas; desde Necochea, 16.850 toneladas, y desde otros puertos, 128.000 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA informó que la cosecha de maíz con destino a grano comercial se concentró en el centro del área agrícola nacional. “A la fecha, se logró cosechar el 1,9% del área apta, luego de relevar un avance intersemanal de 1,1 puntos. Gran parte de los avances se corresponden con planteos recolectados en las zonas Centro-Norte de Santa Fe, Centro-Este de Entre Ríos y en los Núcleos. La estimación de producción nacional para la campaña 2020/2021 se mantiene en 46 millones de toneladas. Por otro lado, no se registraron lluvias de importancia en el este del país, mientras los planteos tardíos transitan el período crítico”, dijo la entidad.

Los precios del maíz concluyeron la semana con altibajos en la Bolsa de Chicago, dado que mientras la posición marzo –próxima a liquidarse– subió un 1,17%, al pasar de 218,69 a 221,25 dólares por tonelada, el contrato mayo resignó un 0,37%, luego de variar de 215,54 a 214,75 dólares. Mientras sigue la puja con la soja por ver quién suma más tierras en las siembras 2021/2022, el cereal logró evitar un balance completamente negativo en la última rueda de la semana, luego de que en tres de las cinco jornadas el cierre fuera negativo por la previsión de lluvias superiores a los registros normales sobre las zonas agrícolas del Medio Oeste en las próximas dos semanas, justo cuanto los suelos se preparan para el inicio de la siembra gruesa, donde el cereal da el puntapié inicial en poco menos de un mes.

Justamente la necesidad de no claudicar frente a la soja fue la que alentó subas por simpatía el viernes, además de la tensión que genera la falta de humedad en zonas productoras de la Argentina y la demora con la que progresa la siembra de la segunda campaña de maíz en Brasil, donde el cereal está en lista de espera para entrar en los lotes que va liberando la soja.

Así están los suelos que recibirán las siembras de maíz y de soja desde inicios de abril. Dada la escasa disponibilidad de ambos granos que dejará la campaña 2020/2021 en los Estados Unidos, el mercado hará una fuerte vigilia en torno de los pronósticos y de su ocurrencia de los mismos en el territorio, porque el ciclo 2021/2022 no tiene permitido deslices productivos, más allá del aumento previsto de las áreas respectivas:

Resultó decepcionante el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas por 115.900 toneladas, por debajo de las 453.300 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por los operadores, de entre 400.000 y 800.000 toneladas. El dato de color de ese trabajo fue que el organismo les puso destino a 1.046.000 toneladas de maíz anunciadas oportunamente hacia destinos desconocidos y ese destino fue: CHINA. Esto, que es usual con la soja y que ahora se replica con el cereal, vuelve a dejar en evidencia el rol que el coloso asiático asumió en el mercado de maíz.

Debe quedar en claro que más allá del sentimiento de decepción que afectó la rueda del jueves, la cuestión de fondo continúa mostrando un acelerado ritmo de ventas. Tan es así que al 25 de febrero el total de maíz comprometido ascendió al 59,12 millones de toneladas, equivalente al 89% de los 66,04 millones estimados por el USDA como las exportaciones para la campaña 2020/2021, que termina el 31 de agosto.

En cuanto al informe mensual que el USDA publicará el martes próximo, en LA PREVIA DEL USDA vemos que el promedio de las estimaciones privadas ubicó el stock final de maíz estadounidense en 37,34 millones de toneladas, por debajo de los 38,15 millones del reporte de febrero y un 23,42% debajo de los 48,76 millones dejados como remanente por la campaña 2019/2020.

Buenos Aires, 7 de marzo de 2021

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2021 Todos los derechos reservados