Noticias


El maíz en Chicago cerró la semana con alza del 5% producto de la falta de lluvias en Estados Unidos

El maíz en Chicago cerró la semana con alza del 5% producto de la falta de lluvias en Estados Unidos

En la última semana, los valores de los granos en la Bolsa de Chicago cerraron con alzas: del 5% para el caso del maíz.

La consultora Granar indicó que dicha tónica alcista se debió a la falta de lluvias sobre zonas clave del Medio Oeste de los Estados Unidos cuando se aproxima el inicio de la cosecha y del buen ritmo de las exportaciones, y el 2,5% para el trigo, que encontró razones alcistas en las mejoras del maíz, en la debilidad del dólar frente al euro y en los rumores de un posible interés en el grano fino estadounidense.

La semana resultó positiva para los precios del maíz argentino, con una transición de las propuestas de los exportadores que fue de 145 a 150 dólares por tonelada para el grano con entrega inmediata sobre el Gran Rosario (de 10.650 a 11.070 pesos); de 148 a 150 dólares para Bahía Blanca, y de 145 a 150 dólares por tonelada para Necochea.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agricultura en $ 10.296, mientras que para el inicio de la nueva semana comercial fue fijado en 10.364 pesos. El valor FOB del maíz en los puertos argentinos creció de 166 a 176 dólares por tonelada, según lo publicado por Agricultura.

Las pizarras del Matba Rofex también reflejaron la bonanza de los precios. Los ajustes de las posiciones septiembre y diciembre crecieron de 146,50 a 153 y de 148,10 a 154,30 dólares por tonelada, mientras que el ajuste del contrato abril aumentó de 143 a 148,50 dólares por tonelada. Las propuestas por las operaciones forward de maíz con entrega entre marzo y mayo mejoraron de 140 a 145 dólares por tonelada para el Gran Rosario y de 148 a 150 dólares para Bahía Blanca, mientras que para Necochea se mantuvieron en 145 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 26 de agosto y el 26 de septiembre deben salir desde el Gran Rosario 1.012.470 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 438.605 toneladas, y desde Necochea, 64.740 toneladas.

Los precios del maíz completaron la tercera semana positiva consecutiva en la Bolsa de Chicago, donde los contratos septiembre y diciembre sumaron un 5,81 y un 5,51%, al pasar de 128,73 a 136,21 y de 134,05 a 141,43 dólares por tonelada. La continuidad del tiempo seco sobre “la casa del maíz” (Iowa), cuando el cereal comenzó la cuenta regresiva para la cosecha –comenzará lentamente durante la próxima semana y su progreso se vería a partir del 7 de septiembre en los reportes semanales del USDA– volvió a ser el principal fundamento alcista para las cotizaciones del grano grueso.

Como en el caso de la soja, la mejora de los precios tuvo como segundo fundamento positivo la celeridad en las exportaciones estadounidenses de la nueva campaña. En ese sentido, entre el martes, el jueves y el viernes el USDA confirmó nuevas operaciones por 1.719.032 toneladas, de las cuales 1.155.000 toneladas fueron adquiridas por China. Además, en su reporte semanal, el organismo relevó ventas 2020/2021 por 1.180.500 toneladas, por encima de las 723.400 toneladas del trabajo anterior y dentro del rango previsto por los operadores, que fue de 700.000 a 1.300.000 toneladas.

Para la concepción de los “alcistas”, la cosecha en los Estados Unidos rondará los 372 millones de toneladas, contra los 376,44 millones previstos por el ProFarmer y los 388,08 millones proyectados por el USDA, en tanto que por el acelerado ritmo de las exportaciones, entienden que habría que sumarles entre 1 y 2 millones de toneladas a los 56,52 millones previstos oficialmente para las ventas externas 2020/2021. Esto último lo atan con el hecho de que las importaciones chinas calculadas en 7 millones de toneladas estarían subestimadas. Entonces, juzgan que entre el clima y las exportaciones, antes de arrancar el ciclo comercial 2020/2021, los excedentes ya habrían sido “administrados” de modo que de 70 millones de toneladas, las existencias finales bien podrían pensarse levemente arriba de los 52 millones, un volumen “manejable”.

Claro que las elucubraciones anteriores todavía deben transitar un largo camino para convertirse en certezas y en el trayecto muchas cosas pueden suceder. De manera que aprovechar el momento, y la “simpatía” alcista del mercado doméstico, para diseñar estrategias comerciales concienzudas y no voluntaristas vuelve a ser la recomendación de la hora.

Respecto de los cultivos estadounidenses, el lunes el USDA ponderó el 64% del maíz en estado bueno/excelente, por debajo del 69% de la semana pasada, pero por encima del 57% de igual momento de 2019. La caída fue mucho peor que lo previsto por los privados, que esperaban una merma de entre 2 y 3 puntos en la condición del maíz. En Iowa la proporción de maíz en estado bueno/excelente bajó del 63 al 50%, mientras que en Illinois lo hizo del 76 al 72%. En el cierre de la semana los operadores anticiparon una nueva caída de la condición de las plantas hasta el 62/63 por ciento. Además, el organismo indicó que atravesó la etapa de grano lechoso el 88% de las plantas, frente al 76% del reporte anterior; al 66% del año pasado, y al 82% promedio. Está dentado el 44% del maíz, respecto del 23% de la semana anterior; de 24% de 2019, y del 39% promedio. Y está maduro el 5%, contra el 2% del año anterior y el 5% promedio.

 

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2020 Todos los derechos reservados