Noticias


El precio del maíz se mantuvo firme en la última semana en plaza local

El precio del maíz se mantuvo firme en la última semana en plaza local

Sin la estridencia de la semana anterior, el trigo volvió a cerrar con saldo positivo para sus precios, que en el mercado estadounidense siguen en el nivel más alto en nueve años, por la tensión que persiste entre la demanda y la oferta del grano fino, según indicó el último informe de la consultora Granar.

También hubo nuevas mejoras para la soja en Chicago que, no obstante, sobre el cierre de la semana se vieron acotadas por la caída del petróleo y por las concesiones que la Casa Blanca hizo a la industria del petróleo. Esos dos factores fueron los que llevaron al maíz a un cierre con leves bajas.

MAÍZ

Mayormente firmes se mantuvieron los precios del maíz en el mercado argentino, donde las ofertas por el grano disponible crecieron de 220 a 225 dólares por tonelada para Bahía Blanca (de 22.004 a 22.559 pesos) y donde permanecieron estables, en 200 dólares, para la zona del Gran Rosario y para Necochea.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agricultura en $ 20.371, mientras que para el inicio de la semana comercial fue fijado en 20.295 pesos. El valor FOB del maíz en los puertos argentinos pasó de 253 a 250 dólares por tonelada.

Con mayoría de subas fue el balance semanal para el maíz de la nueva cosecha, para las entregas entre marzo y abril, dado que los exportadores elevaron sus propuestas de 225 a 230 dólares por tonelada para Bahía Blanca y para Necochea. Para el Gran Rosario, en tanto, las ofertas se mantuvieron en 198 dólares por tonelada.

Sin una tendencia definida, en el Matba Rofex la semana dejó una suba del 2,49% para la posición diciembre, que pasó de 201 a 206 dólares por tonelada, y estabilidad para el contrato abril, que se mantuvo en 198 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada para el período del 17 de noviembre al 16 de diciembre, la BCR marcó que deben salir desde el Gran Rosario 990.190 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 290.300 toneladas; desde Necochea, 26.700 toneladas, y desde otros puertos, 50.900 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la siembra de maíz argentino para grano comercial sobre el 29,2% de la superficie prevista en 7,1 millones de hectáreas, atrasada respecto del 31,4% de igual momento de 2020 y del 38,2% promedio de los últimos cinco años.

También el jueves, el Ministerio de Agricultura argentino elevó de 38,64 a 39,74 millones de toneladas su estimación sobre las exportaciones de maíz en la campaña 2020/2021 y redujo de 6,39 a 5,29 millones el volumen de las existencias finales.

Fue negativo el balance de la semana para los precios del maíz en Chicagodonde los contratos diciembre y marzo perdieron un 1,13 y un 1,37%, tras pasar de 227,25 a 224,69 y de 230,30 a 227,15 dólares por tonelada. Con la excepción de la rueda del miércoles, donde se dio una importante actividad compradora de los fondos de inversión y donde se confirmó el buen momento de la producción de etanol en Estados Unidos, el resto de las jornadas fueron negativas para las cotizaciones del cereal.

Como se amplió en el espacio de la soja, la caída del petróleo y la decisión de la Agencia de Protección Ambiental de prorrogar los plazos para que las refinadoras de petróleo cumplan con sus obligaciones, fueron dos factores bajistas que golpearon también al maíz que, no obstante, registra un resurgimiento de la industria del etanol por la mejora en sus márgenes. Claro que el temor de la industria es que factores como los explicados anteriormente comiencen otra vez a horadar esos márgenes.

Por lo pronto, el miércoles fue positivo el informe semanal de la Administración de Información sobre Energía de Estados Unidos, dado que allí el organismo elevó la producción de etanol de 1.039.000 a 1.060.000 barriles por día, frente a los 962.000 barriles de igual momento de 2020, en tanto que la existencias del biocombustible las redujo de 20.286.000 a 20.081.000 barriles.

Para hacer que la caída semanal del maíz fuera menos importante también influyó la fortaleza del mercado de trigo, que deriva beneficios al resto de los granos utilizados como forrajes, porque mejoran sus competitividad y porque puede ocupar el lugar que el grano fino dejará vacante por la menor oferta del presente ciclo, algo que el maíz estadounidense está comprobando con las mayores exportaciones a Canadá.

En ese sentido, en su trabajo semanal sobre las exportaciones estadounidenses, el USDA relevó el jueves ventas de maíz por 904.600 toneladas, por debajo de las 1.067.300 toneladas del informe anterior y cerca del mínimo previsto por los operadores, que manejaron un rango de entre 800.000 y 1.400.000 toneladas. Nuevamente Canadá, que vio caer muy fuerte su producción forrajera en la actual campaña –cebada, avena y trigo–, apareció como el principal destino del cereal de Estados Unidos, con 230.000 toneladas. Hasta el momento se negociaron 32,98 millones de toneladas de maíz de la actual campaña, un 6% menos que a igual momento de 2020.

Por último, el lunes el USDA relevó el avance de la cosecha de maíz sobre el 91% del área apta, contra el 84% de la semana pasada, el 94% de igual momento de 2020, el 86% promedio de las cuatro campañas precedentes y el 91% estimado por los operadores. El viernes los operadores calcularon un progreso de la recolección sobre el 95% de la superficie apta.

Buenos Aires, 21 de noviembre de 2021

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2021 Todos los derechos reservados