Noticias


El valor del maíz en Chicago cerró la última semana con alza del 3%

El valor del maíz en Chicago cerró la última semana con alza del 3%

En Chicago, la semana concluyó con un alza promedio del 3% en los precios del maíz. También se constataron mejoras en otros granos: con alza del 2,5% en soja.

Entre los fundamentos que alentaron la mejora para los granos gruesos se destacó la desmejora de los cultivos reportada por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), que puso en entredicho las cifras de rindes elevados proyectados por el ProFarmer, que fueron responsables de las bajas de la semana anterior.

Según indicó el último informe de la consultora Granar, las lluvias que se registraron durante buena parte del segmento comercial limitaron las mejoras, aunque también provocaron división entre quienes le dieron sentido bajista y quienes las consideraron tardías en zonas que padecieron déficit de humedad desde la siembra.

Con mayoría de alzas se negoció el maíz disponible a lo largo de la semana, con mejoras de 183 a 192 dólares por tonelada (de 17.771 a 18.693 pesos) para el Gran Rosario y de 220 a 225 dólares para Necochea. Para Bahía Blanca las ofertas de los exportadores se mantuvieron estables, en 225 dólares por tonelada (de 21.850 a 21.906 pesos, por acción de la leve apreciación de peso).

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agricultura en $ 18.397, mientras que para el inicio de la nueva semana comercial fue fijado en 18.486 pesos. El valor FOB del maíz en los puertos argentinos se mantuvo en 235 dólares por tonelada.

En el Matba Rofex la semana dejó ligeros altibajos para los precios del maíz. En efecto, mientras la posición septiembre perdió un 0,51%, al pasar de 196 a 195 dólares por tonelada, el contrato diciembre sumó un 0,94%, tras variar de 201,60 a 203,50 dólares por tonelada.

Para el maíz de la próxima cosecha el balance fue positivo, con propuestas de los exportadores que aumentaron de 190 a 195 dólares por tonelada para el Gran Rosario y de 205 a 210 dólares por tonelada para Bahía Blanca y para Necochea.

En su informe semanal sobre carga de buques programada para el período del 25 de agosto al 25 de septiembre, la BCR marcó que deben salir desde el Gran Rosario 1.286.060 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 932.571 toneladas; desde Necochea, 185.637 toneladas, y desde otros puertos, 127.906 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) indicó que desde el reporte anterior la cosecha de maíz con destino grano comercial finalizó en todo el país. “Sólo restan por recolectar lotes puntuales en el sur del área agrícola nacional, pero que no afectarían nuestra estimación de producción. El rinde medio nacional culminó en 78,6 quintales por hectárea, con la mejor productividad media registrada en la zona Núcleo Norte, con 92,9 quintales por hectárea. Luego de relevar un avance intersemanal de 1,9 puntos porcentuales, se lograron recolectar 6.425.000 hectáreas. Finalmente, la producción para el ciclo 2020/2021 se ubicó en 50.500.000 toneladas, 1 millón por debajo del volumen recolectado en la campaña previa”, dijo la entidad.

Tras las bajas de la semana pasada, el maíz logró repuntar en Chicago, donde los contratos septiembre y diciembre sumaron un 3,57 y un 3,12%, tras variar de 212,10 a 219,67 y de 211,41 a 218 dólares por tonelada. Las lógicas del maíz fueron similares a las de la soja, con subas entre el martes y el miércoles por la desmejora de los cultivos reportada por el USDA, que llevó a los operadores a dejar atrás el impacto bajista generado por el Pro Farmer el viernes anterior. Las lluvias caídas sobre todo el Medio Oeste y sobre las Grandes Planicies dividieron las opiniones, entre quienes las consideraron benéficas para los cultivos y quienes sostuvieron que su llegada resultó tardía en zonas de Minnesota y de Dakota del Norte, en particular. Por esta última razón la influencia bajista de la humedad fue limitada sobre los precios y, también, por las tormentas de viento que aplanaron lotes con cultivos maduros. Como en el caso de la oleaginosa, los excesos de lluvias en los Estados del Sur, donde la cosecha de maíz ya comenzó son un motivo de preocupación para el avance de las labores.

Vale recordar que el viernes de la semana anterior el ProFarmer estimó el rinde promedio nacional de maíz en 111,10 quintales por hectárea y la cosecha, en 383,96 millones de toneladas, por encima de los 109,59 quintales y de los 374,68 millones proyectados por el USDA en su último reporte mensual. Como en el caso de la soja, el rinde calculado por los privados superó los 107,96 quintales del ciclo 2020/2021.

En su informe semanal, el lunes el USDA ponderó en estado bueno/excelente el 60% del maíz, por debajo del 62% de la semana pasada, del 64% de igual momento de 2020 y del 61% previsto en promedio por los privados. Según el USDA, la etapa de grano pastoso la transitó el 85% de las plantas, contra el 73% de la semana anterior, el 86% del año pasado y el 81% promedio. Está dentado el 41% del maíz, respecto del 22% del reporte anterior, del 41% de 2020 y del 38% promedio. Está maduro el 4% de los cultivos, contra el 5% de igual momento del año pasado y el 4% promedio.

Uno de los mayores puntos de tensión bajista para el maíz continúa del lado de la demanda interna, por la incertidumbre que acompaña al etanol, ante la falta de definiciones sobre la política que llevará adelante la Administración Biden al respecto. El jueves trascendió que la Agencia de Protección Ambiental finalmente propuso a la Casa Blanca reducir en modo retroactivo los mandatos de corte con biocombustibles para 2021 a los niveles de 2020, con la posibilidad de elevarlos para 2022. Esta sería una buena noticia para las refinadoras de petróleo, ya que aliviaría la carga de “los cortes” no efectuados.

Un día antes de esa noticia, la Administración de Información sobre Energía de EE.UU. marcó la séptima semana consecutiva con bajas en el nivel de producción de etanol, esta vez, de 973.000 a 933.000 barriles por día. El organismo alivió la carga de esa mala noticia al reducir por cuarta semana seguida las existencias del biocombustible, de 21.558.000 a 21.223.000 barriles.

En cuanto a las exportaciones semanales de Estados Unidos, el USDA relevó el jueves ventas 2020/2021 por 6600 toneladas de maíz. Los negocios 2021/2022 fueron reportados en 684.000 toneladas, por encima de las 510.000 toneladas del reporte anterior y dentro del rango calculado por los operadores, de entre 500.000 y 1.000.000 de toneladas. Además, durante la semana el USDA confirmó nuevas ventas 2021/2022 por 833.600 toneladas de maíz.

Buenos Aires, 29 de agosto de 2021

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2021 Todos los derechos reservados