Noticias


En Chicago, el maíz logró recuperar terreno luego de tres semanas con pérdidas

En Chicago, el maíz logró recuperar terreno luego de tres semanas con pérdidas

A la espera de las estimaciones oficiales 2020/2021 que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, según sus siglas en inglés) publicará el martes, la semana para los precios de los granos en la Bolsa de Chicago dejó subas mínimas para la soja y para el maíz, que siguen lidiando con las consecuencias adversas de la pandemia sobre la demanda de energía y de forrajes. 

Según el informe de la consultora Granar, el maíz disponible terminó la semana con valores estables, dentro de un contexto que lo mantiene lejos de las expectativas de los productores y de los niveles vistos hasta principios de marzo. Mientras las propuestas de los exportadores se mantuvieron sin cambios en 130 dólares por tonelada para Bahía Blanca, para el Gran Rosario crecieron de 122 a 125 dólares. Sin interés de los compradores por un volumen de embarques mínimo, en Necochea las ofertas no superaron los 120 dólares por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agricultura en $ 7838, mientras que para el inicio de la nueva semana fue fijado en 7791 pesos. Tras una semana sin relevamiento de ofertas, la BCBA informó que durante el segmento comercial que aquí reseñamos las propuestas de los consumos oscilaron de 7500 a 8400 pesos por tonelada, según calidad, condición, procedencia y forma de pago.

En el Matba Rofex tampoco hubo cambios significativos en los precios del maíz, dado que mientras el ajuste de la posición julio subió de 118,80 a 119,70 dólares por tonelada, el contrato septiembre se mantuvo estable, en 122 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada, la Bolsa de Comercio de Rosario indicó que entre el 6 y el 28 de mayo deben salir desde el Gran Rosario 1.776.100 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 942.099 toneladas; desde Necochea, 30.000 toneladas, y desde otros puertos, 92.667 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires relevó el avance de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 38,2% del área apta, tras un avance semanal de apenas 1,6 puntos que, no obstante, sirvió para mantener un adelanto interanual de 6 puntos. “La recolección avanzó en el centro del área agrícola nacional. Las labores se encuentran demoradas en el sur del área agrícola, producto de las lluvias relevadas las últimas semanas. El rinde promedio nacional se ubica en 92,1 quintales por hectárea. Los rindes en lotes tempranos superan los promedios de las últimas cinco campañas, pero se encuentran por debajo de los valores de la campaña 2018/2019. Los cuadros de maíz tardío y de segunda ocupación se aproximan al inicio de su cosecha. Bajo este escenario mantenemos nuestra proyección en 50 millones de toneladas”, dijo la entidad.

Luego de tres semanas bajistas consecutivas, el maíz obtuvo algo de aire en la Bolsa de Chicago. Al cierre del segmento, las posiciones mayo y julio recuperaron un 2,41 y un 0,23%, tras pasar de 122,63 a 125,58 y de 125,39 a 125,68 dólares por tonelada. Vale destacar que más allá del alza del contrato más cercano, técnico y próximo a vencer, es julio la posición que mejor expone el momento del maíz, que se encuentra jaqueado por la caída del uso doméstico para la industria del etanol y por la menor demanda de forrajes, al tiempo que se prepara para una cosecha que todos proyectan como récord.

La previsión de tiempo muy frío y de eventuales heladas tardías para el fin de semana sobre zonas agrícolas estadounidenses donde el maíz comienza a emerger les brindaron soporte a los precios el viernes.

En cuanto a los cultivos, USDA relevó el lunes el progreso de la siembra de maíz sobre el 51% del área prevista, frente al 27% de la semana pasada; al 21% de 2019 para la misma fecha, y al 39% promedio de los últimos cuatro ciclos comerciales. El dato oficial quedó por encima del 48% previsto en promedio por los privados. En Iowa e Illinois, los principales Estados productores de maíz, las siembras progresaron desde el 39 y el 37% de la semana pasada al 78 y al 56%, frente al 39 y al 37% de igual fecha del año pasado y ante el 46 y el 54% promedio, respectivamente. Además, el organismo indicó que emergió el 8% de las plantas, frente al 3% de la semana pasada; al 5% de igual momento del año pasado, y al 10% promedio de las últimas cuatro campañas. El viernes los operadores estimaron el progreso de la siembra sobre el 68% de la superficie apta.

Las nuevas compras confirmadas por el USDA el lunes, el martes y el jueves, que aparecerán en el próximo reporte, lograron compensar el informe semanal bajista de las exportaciones estadounidenses de maíz. En efecto, el jueves el USDA relevó ventas 2019/2020 por 774.600 toneladas, por debajo de las 1.356.600 toneladas del trabajo anterior y cerca del mínimo previsto por los operadores, que manejaron un rango de 600.000 a 1.100.000 toneladas. Los negocios 2020/2021 totalizaron sólo 97.500 toneladas y quedaron debajo de las 339.000 toneladas de la semana pasada y del rango estimado por los privados entre 100.000 y 400.000 toneladas.

Para el informe mensual de estimaciones que el USDA publicará el martes, con las primeras cifras oficiales 2020/2021, el promedio de las estimaciones privadas ubicó el volumen de la cosecha nueva de maíz estadounidense en un récord histórico de 400,04 millones de toneladas, contra los 347,78 millones 2019/2020.

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2020 Todos los derechos reservados