Noticias


En mayo ’22, se registró una diferencia del 78% entre los precios máximos y mínimos pagados a tambos

En mayo ’22, se registró una diferencia del 78% entre los precios máximos y mínimos pagados a tambos

El precio de la leche, según el SIGLEA, presentó en mayo ’22 un precio promedio de 45,52 pesos, cifra que exhibió una diferencia entre el precio máximo y mínimo de casi un 78%.

En mayo pasado, el precio máximo abonado a los tambos por las industrias fue de casi 60 pesos por litro, mientras que el mínimo fue de 33,72 pesos.

 

Según el último informe del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), «los precios publicados surgen del promedio del precio básico + bonificaciones de calidad por estrato + el promedio de bonificaciones comerciales ponderados por litro. Los parámetros higiénicos y sanitarios son fijos mes a mes y los parámetros composicionales para definir cada rango variarán por mes en función a la estructura composicional (grasa butirosa + proteína)».

Se indicó además que en el cuadro de tipificación, la leche comercializada se divide en 25 estratos según composición y calidad higiénico-sanitaria y, dentro de cada estrato, se muestra un promedio ponderado del precio del total de esos litros y además un promedio ponderado del 20% superior e inferior de los precios.

En el cuadro anterior, se presentan en 5 curvas por Tipo de leche en función a los sólidos útiles (grasa butirosa + proteína), los diferentes precios en función a la calidad higiénico-sanitaria (UFC/ml y RCS/ml). Se puede observar que existen precios descendentes en cada tipo composicional a medida que desmejora la calidad higiénico-sanitaria, pero se dan serruchos ya que las “penalizaciones” por menor calidad se ven compensadas seguramente por la presencia de bonificaciones comerciales que pueden estar especificadas y tabuladas (ejemplo: volumen, temperatura, distancia, permanencia, etc.) o arbitrarias en función a aspectos no especificados en los Sistemas de Tipificación y Pago de la Leche (netamente comerciales).

Para tratar de hacer más clara la interpretación del gráfico superior, se incluye abajo lo que podría ser una situación basada exclusivamente en la proporcionalidad de los atributos de la calidad integral de la leche y sin tener en cuenta aspectos ajenos a ella.

Según datos de la Dirección Nacional de Lechería, se mencionó el alcnace de la Resolución N° 229/16.

Considerandos:

“es deseable que el precio total obtenido y facturado por la leche entregada, se conforme de modo que los atributos guarden entre sí la relación de un OCHENTA POR CIENTO (80%) de ponderación mínima de atributos de calidad composicional e higiénico-sanitarios y de un máximo de VEINTE POR CIENTO (20%) para bonificaciones comerciales u otras, como una forma de privilegiar los atributos de calidad y composición por sobre otros factores. Que, alineado con este objetivo, es deseable que los atributos de calidad composicional e higiénico-sanitarios guarden entre sí la relación de un máximo de SESENTA POR CIENTO (60%) para los primeros y de un mínimo de CUARENTA POR CIENTO (40%) para los segundos”.

CALIDAD: 80 % mínimo.

Calidad Composicional: 60%, 48% del Total Liquidado

Calidad Higiénico-Sanitaria: 40%, 32% del Total Liquidado

COMERCIALES: 20% máximo.

Liquidación mayo 2022 – SIGLeA (análisis OCLA)

$ 278,15/kg. de Grasa Butirosa Básico x 3,88% de GB  = $ 10,79/litro

$ 447,77/kg. de Proteína Básico x 3,51% de Proteína  = $ 15,72/litro

Total Liquidado por Calidad Composicional                  = $ 26,51/litro

Sobre un Precio Final de $ 45,52/litro, la Calidad Composicional incide en un 58%

Buenos Aires, 21 de junio de 2022

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2022 Todos los derechos reservados