Noticias


Estaciones de servicio en problemas: el campo ayudó a que la caída no fuera mayor

Estaciones de servicio en problemas: el campo ayudó a que la caída no fuera mayor

El fuerte impacto negativo producido por la pandemia de Covid-19 y las consecuentes medidas de aislamiento social sobre los volúmenes de expendio de combustibles generó un serio problema para la mayoría de las estaciones de servicio del país, que tuvieron que funcionar por debajo de sus puntos de equilibrio. Solo la actividad agropecuaria, posibilitó que la caída no fuera mayor.

Así lo indicó la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA), en su último informe de octubre 2020.  «Las estaciones de servicio que le venden al campo están bien, pero para las otras, como las que están en la ruta, viven otra situación», admiten desde la entidad.

El escenario que el sector preveía para los meses siguientes, en coincidencia con la fuerte recuperación durante mayo y junio, implicaba, para las decisiones de los propietarios de estaciones de servicio, “aguantar” la operación, aportando fondos e incurriendo en deudas, con la expectativa de que finalmente se recuperaran los volúmenes previos y pudieran así estabilizar sus empresas.

Con la necesidad de conservar empleados, y la imposibilidad de reducir plantillas, aún vendiendo volúmenes muy bajos, el programa ATP fue de ayuda.

Las perspectivas cambian totalmente cuando aparece una especie de “nueva normalidad” con un mercado un 25% más reducido. La perspectiva de continuar endeudándose, en una situación que ya no se perfila como transitoria, sino más bien como permanente, ya no resulta viable.

El volumen de ventas de gasoil en el mercado minorista argentino, que había caído 27.2% entre febrero y abril, se recuperó un 19.0% durante mayo y junio, y cayó 0.9% entre junio y septiembre, quedando todavía un 14.1% por debajo del nivel de febrero.

En el caso de las naftas luego de la caída del 66.4% entre febrero y abril, el volumen se recuperó un 82.0% en mayo y junio, y un 9.7% adicional entre junio y septiembre, quedando todavía un 32.9% por debajo del nivel registrado en febrero.

El volumen total de ventas de combustibles líquidos en el mercado minorista argentino, luego de la  caída  del 46.3% entre febrero y abril, se recuperó un 38.2% en mayo y junio, y sólo un 3.4% entre julio y septiembre,
quedando todavía un 24.7% por debajo del volumen registrado en febrero.

Finalmente, sólo el 14.9% de las estaciones de servicio tiene un volumen de ventas suficiente para generar un margen del 3% o más para cubrir costos no operativos y utilidades y, por lo tanto, enfrenta riesgo bajo de subsistencia.

Las caídas en los volúmenes producidas por la pandemia y las medidas de aislamiento social (caída desde el valor 100 en febrero a 72.8 en gasoil, a 33.6 en naftas y a 53.7 en el total de combustibles líquidos), la fuerte recuperación durante mayo y junio (los volúmenes alcanzan 86.7 en gasoil, 61.1 en naftas y 74.3 en el total de combustibles líquidos) y un estancamiento prácticamente total entre junio y septiembre, en torno a un volumen total de combustibles líquidos un 25% por debajo del nivel registrado en febrero.

Buenos Aires, 6 de noviembre de 2020

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2020 Todos los derechos reservados