Noticias


INTA desarrolló primer equipo en Argentina que paustariza leche envasada

INTA desarrolló primer equipo en Argentina que paustariza leche envasada

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuria (INTA) y la Universidad de Buenos Aires (UBA) desarrollaron un equipo que envasa leche fluida, luego la pausteriza y enfría para garantizar condiciones óptimas para comercializar de manera directa en zonas de proximidad.

Este equipo, el primero producido en la Argentina, realiza la pasteurización de la leche dentro del envase utilizado para la comercialización y se desarrolló para hacer frente al mercado informal de leche que comprende a los circuitos cortos de producción y consumo de leche fluida sin pasteurizar y que hoy alcanza al 15% del sector.

El director del Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Agricultura Familiar del INTA (IPAF) Región Pampeana, Marcos Hall, señaló que el impacto de la innovación “comprende desde el trabajo de las familias, que son las adoptantes directas de la tecnología, hasta los consumidores de leche».

Esto se suma «a una articulación de actores públicos y productivos, cuyas agendas de trabajo se alinearon en respuesta a una demanda social de primera necesidad, como es el acceso a la leche”, agregó Hall.

Manual de funcionamiento
El sistema está compuesto por tres módulos –de ensachetado, pasteurizado y enfriado, respectivamente–, conectados por cuatro canastos que contienen las bolsas de polietileno preformadas con el objetivo de facilitar su manipulación durante el proceso.

El procedimiento requiere el trabajo de una persona y consiste en dosificar la leche cruda en las bolsas de polietileno, a través de la puesta en funcionamiento de una bomba que dosifica un litro desde el tanque hasta el envase. Los envases son inmediatamente sellados, tratados a 63 °C durante 30 minutos en un pasteurizador batch.

Luego, se colocan en un batch de 40 litros de agua a 16 °C durante cinco minutos para bajar la temperatura a 30 °C y, finalmente, son enfriados durante 25 minutos más en otro batch de iguales condiciones que el primero, pero con el agregado de 8,5 kilos de hielo. A continuación, se conservan en la heladera a la temperatura de referencia (8 °C) indicada por el CAA.

El tamaño de los módulos (ancho, largo y alto) y su interfase (acciones necesarias asociadas con el uso) están diseñados para ubicarse en una mesada convencional de una sala de procesamiento de alimentos.

En el diseño, también se tuvo en cuenta que sea de fácil limpieza y, bajo esta premisa, la única parte que está en contacto directo con la leche es la unidad utilizada para el llenado del sachet. “Este último aspecto repercute en una relación muy baja entre litros de leches procesados y efluentes generados (1/0.1 litros)”, valoró Raquel Ariza, investigadora de la carrera de Diseño Industrial de la UBA.

El sistema está diseñado para poder construirse en talleres especializados en el rubro alimenticio/lácteo, con materiales y mano de obra local, y uso de partes estándar, a fin de disminuir los costos de fabricación y logística y de facilitar las reparaciones en el lugar.

Buenos Aires, 17 de enero de 2020

 

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2020 Todos los derechos reservados