Noticias


La falta de lluvias hace poner especial atención en los cultivos de verano 2022-23

La falta de lluvias hace poner especial atención en los cultivos de verano 2022-23

La campaña gruesa 2022/23 se viene desarrollando en un contexto de gran incertidumbre en diferentes aspectos, principalmente asociado con el panorama económico en general, al cual se suma el contexto climático (tercer año consecutivo de año “La Niña”), según indicó un informe de Tecnoagro.

Allí se expresó que «en cuanto a la disponibilidad de agua para los cultivos, las bajas recargas otoñales de agua en los perfiles impactaron desfavorablemente sobre la evolución de los cereales de invierno, cuyo potencial de rendimiento está fuertemente regulado por éstas».

«Actualmente, la disponibilidad de agua útil es críticamente baja en la mayor parte de la Región Chaco-Pampeana central (e.g. Córdoba, Santa Fe, Norte de Buenos Aires), como así también en la Mesopotamia. En contraste, en el centro y sur de Buenos Aires, la oferta de agua útil es mucho más favorable y se debe a la ocurrencia de lluvias recientes que favorecieron a esas regiones«, indicó el informe.

El monitoreo de la condición climática será especialmente relevante en este año en donde se reportan escenarios Niña para los próximos meses, teniendo en cuenta que las precipitaciones durante el ciclo de maíz y soja son un factor de gran incidencia en la construcción del rendimiento.

Las restricciones sobre el mercado de divisas y las recientes regulaciones del Banco Central afectaron muy negativamente a la importación de fertilizantes. Así, de acuerdo a información datos Ingeniería en Fertilizantes (IF; reporte de mercado de fertilizantes N°32), la reducción de la importación durante el año 2022 en relación al año 2021 fue de 40, 20 y 16 % para urea, UAN y TSA (tiosulfato de amonio), y FMA-FDA, respectivamente. Si bien la reducción del área sembrada con cereales de invierno derivó en una menor demanda de fertilizantes, particularmente de urea, existe preocupación por el panorama de abastecimiento de fertilizantes en los cultivos de verano, ya que la mayor parte del consumo de fertilizantes en estos cultivos se cubre a partir de importaciones.

Paradójicamente, la situación climática desfavorable, los precios elevados de los fertilizantes y las mayores relaciones de precio grano-fertilizante (ver más adelante su análisis), como así también el pasaje de lotes de trigo a soja o maíz tardío, y el aumento de la expectativa de maíz tardío, terminó actuando como factores atenuantes de la demanda de fertilizantes.

Como corolario de lo descripto antes, y tal como venimos resaltando en las últimas campañas, en tiempos difíciles es cuando debemos invertir más y mejor los recursos en evaluar la fertilidad del suelo y la disponibilidad de nutrientes. Los análisis de suelos son por consiguiente una tecnología de muy bajo gasto y máximo ROI (retorno a la inversión).

Precios relativos de fertilizantes y granos

Aquí los precios orientativos de los fertilizantes más comunes (sin IVA).

Se observa un aumento generalizado de los fertilizantes en relación a las últimas campañas. Cabe destacar asimismo una muy alta volatilidad en el mercado local en cuanto a los precios cotizados por las empresas proveedoras de fertilizantes. Por esta razón, los precios consignados en el presente boletín deben considerarse como una referencia general.

A continuación también relevamos los precios netos del maíz y de la soja para el momento de cosecha.

Se tomó un precio lleno de 220 USD/t para el maíz y de 365 USD/t para la soja, con gastos de cosecha y comercialización de 24 y 16%, respectivamente (precios consultados el 10 de agosto de 2022).

Aquí el informe completo elaborado por Tecnoagro.

 

Buenos Aires, 15 de noviembre de 2022

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2022 Todos los derechos reservados