Noticias


La industria pide leche para quesos y mozzarella

La industria pide leche para quesos y mozzarella

Las pymes lácteas, productoras de quesos y mozzarella, están nuevamente activas y presionan para conseguir más leche en el mercado doméstico.

Así lo indicó el último informe de la consultora Z + M, a cargo de Teo Zorraquín y Alejandro Meneses, donde también se indicó que «las empresas que más productos venden en góndola, se mueven tratando de convivir con políticas de precios cuidados que tienden a flexibilizarse».

El precio Siglea de junio fue de 31,32 $/litro (432 $/kilo de sólido). Representa un aumento del 5,2% respecto al mes anterior y un 71,6% más que hace un año, una recuperación sostenida del precio en términos reales.

Tal como expresó la consultora oportunamente, «esto no significa que los tambos se están ‘llenando de plata’ sino más bien que les permite recomponer finanzas, encarar inversiones pendientes y generar algo de ahorro para enfrentar coyunturas desfavorables».

«En ciertas empresas se recibe un precio 3% a 5% superior al Siglea por determinadas características de volumen o calidad, lo que muestra que determinados esfuerzos e inversiones pueden valer la pena. La producción en el período enero a mayo 2021 subió más de un 4% respecto al mismo período de 2020, una señal inequívoca de la capacidad de respuesta de este sector», manifestó.

Ante la demanda de leche que presenta gran parte de la industria, Z + M comentó que «la realidad se impone a veces. Se han disipado los rumores de un aumento de retenciones o de restringir exportaciones, lo cual es clave ya que las mismas representan casi el 30% del destino de la leche».

También se mencionó que «se han viralizado algunas campañas anti-leche, como si fuera un alimento poco saludable, lo cual además de no tener una base científica seria, es casi una afrenta en un país con una enorme pobreza y serios problemas nutricionales».

NEGOCIO GANADERO
Mercado que se puso pesado: precio del gordo estable (180 a 190 $/kg con máximos de 200 $/kg) pero con cierta dificultad para conseguir cupos de faena en frigoríficos.
Los plazos de pago no han cambiado. Muy afectado sigue el precio de la vaca, en particular la manufactura que pasó de casi 140 $/kg a estar en el orden de los 115 $/kilo. Un desastre para los campos criadores y los tambos.
El precio de los terneros planchado a pesar de haber disminuido la oferta, con remates mostrando machos en el orden de 220 a 230 $/kilo y terneras entre 200 y 220 $/kilo. Las ventas particulares de invernada de alta calidad logran precios mejores en un 5% a 10% y la demanda por este tipo de animal está firme.
Los feedlots con renta disminuida por precio de los alimentos y por una relación flaco/gordo aún inconveniente para ellos. Los vientres de cría, la vaca o vaquillona preñada, muestran demanda activa pero sin convalidar precios en alza. Los primeros remates de cabaña muestran un valor de los toros puros por cruza en el orden de los $300.000 en promedio, pero con máximos bastante más altos.
El cierre parcial de exportaciones logró el peor de los mundos: bajó el precio al productor y subió el precio al mostrador. Y generó pérdida de empleos o menores ingresos en empleados de la industria frigorífica. Como era previsible, el experimento no funcionó.
Buenos Aires, 20 de julio de 2021
Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2021 Todos los derechos reservados