Noticias


La producción de leche continúa normal a nivel mundial pese al Covid-19

Mientras siguen en producción, los tamberos en Brasil, le pide a la población, que se queden en sus casas para enfrentar el coronavirus

La producción de leche continúa normal a nivel mundial pese al Covid-19

La producción de leche en el mundo sigue siendo normal: en China, ya es normal, y en Italia, pese a la caída que presenta la demanda de quesos, se opera normalmente en los tambos más allá de la cuarentena.

Este informe fue presentado por Israel Flamenbaun, especialista israelí estudios de estrés por calor en vacas lecheras, para el portal milkpoint de Brasil, sobre el impacto que el Covid-19 tiene a nivel internacional en la producción de leche.

En China, país donde comenzó la enfermedad, las granjas lecheras han estado cerradas por más de cuarenta días, para cualquier visita. Allí sus equipos pasaron todo el tiempo aislados en sus tambos, incluso los veterinarios. Con muchas restricciones. Se informó que la producción de leche continúa siendo normal, así también como el abastecimiento a los mercados.

En Italia, las regiones del norte productoras de leche son las áreas más perjudicadas por el coronavirus. La enfermedad llevó a un estado de cuarentena durante las últimas dos semanas. En el sector lácteo, hoy las granjas operan normalmente, con un personal reducido. Solo los veterinarios pueden visitar los tambos. Todo el personal vinculado a la administración o bien profesional, brindan asistencia vía Internet o por teléfono. El consumo se vio afectado por la cuarentena (especialmente en los quesos, donde se destina el 75% de la producción): al tiempo que la obtención de materia prima se mantiene estable.

En otros países, la producción de leche también es normal, pese a la cuarentena que rige para su población. Este es el caso de Turquía, hay restricciones de movimiento y sus habitantes deben permanecer en casa, sin embargo sus granjas lecheras operan normalmente. También es normal el suministro al mercado de consumo. Rusia no está en cuarentena y el trabajo en los tambos es normal, donde no hay restricciones de ningún tipo para las visitas. En Israel, hay cuarentena y la gente tiene restricciones para moverse, salvo para la compra de alimentos y medicinas. Las escuelas, bares y restaurantes están cerrados. Aunque las granjas lecheras operan normalmente con su personal y la visita de veterinarios. Las entregas se hacen en las tranqueras.

Según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en el marco actual que ofrece la economía mundial, “la industria láctea trabaja a su máximo potencial respondiendo a la demanda de leche y productos lácteos. Estamos en la producción máxima, por lo que grandes cantidades de leche llegan a las usinas lácteas. Todas las granjas operan normalmente y todas las industrias reciben y procesan la leche normalmente. Sin embargo, la caída del turismo crea una menor demanda”.

La producción de lácteos en Brasil

Alexandre Guerra, titular del Sindicato de la Industria de Lacteos y Produtos Derivados, recomendó a la población brasileña a «quedarse en casa» frente a la pándemia mundial que podría afectar en breve a Brasil, y aseguró que «la industria alimentaria trabaja para usted y su familia».

Según la Unión de la Industria Láctea de Rio Grande do Sul:

La industria láctea en Río Grande do Sul en Brasil mantiene la producción en sus fábricas para garantizar el suministro de lácteos a la población brasileña. Allí se mantienen estrictas medidas de higiene y control, con trabajo «Home Office» para empleados, y distancia entre los empleados en fábrica para «minimizar riesgos».

«Los cambios en curso forzaron la suspensión de algunas líneas de producción para artículos que no son de extrema necesidad. La decisión, que tiene un impacto directo en la rentabilidad de las operaciones de fabricación, concentró a los equipos en el procesamiento de productos de relevancia social como la leche UHT, la leche en polvo y el queso, actualmente los más demandados en el comercio minorista», se indicó desde el sector fabril brasileño.

Desde la entidad, se indicó que la industria láctea en Brasil «trabaja para garantizar que las familias puedan mantener su período de cuarentena saludable. Para esto es esencial contar con la colaboración de todos: gobiernos, productores de leche y granos, trabajadores lácteos, veterinarios, proveedores de insumos y empaques, transportadores, talleres mecánicos, inspecciones técnicas oficiales y subcontratadas, etc».

«Para que muchos puedan quedarse en casa de manera segura y saludable, necesitamos continuar produciendo alimentos», indicó desde la industria láctea de Brasil. «Advertimos que, debido a la temporada baja de producción en el campo, el precio de la leche debería aumentar en los próximos meses , un fenómeno experimentado anualmente en la Región Sur entre marzo y julio: este año, este período debería extenderse, y el aumento debería estar por encima del promedio debido a la sequía, el aumento del dólar que elevó costos de insumos y los gasdos adicionales incurridos para prevenir el coronavirus».

Productores de Leche de Brasil piden suspensión de impuestos

Abraleite (Asociación Brasileña de Productores de Leche) pidió suspender temporalmente la recaudación de impuestos y cargas sociales , como FGTS e INSS (Funrural), para garantizar que los ganaderos continúen produciendo leche y productos lácteos, alimentos esenciales para la salud humana en este momento de la pandemia de coronavirus.

Según el presidente de Abraleite, Geraldo Borges, es necesario garantizar condiciones para que la producción de leche permanezca en todas las propiedades brasileñas, estimadas en más de 1.2 millones.

Al mismo tiempo, dice el directivo de la entidad, consideró que el gobierno de Jair Bolsonaro debe garantizar la logística de capturar las granjas y entregar el producto por las industrias al comercio. «La actividad de las industrias lácteas del país no puede detenerse».

Buenos Aires, 23 de marzo de 2020

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2020 Todos los derechos reservados