Noticias


Para lecheras, mitigar el estrés calórico con estos frescos consejos

Por Ulises Salas Vega *

Para lecheras, mitigar el estrés calórico con estos frescos consejos

Cuando la temperatura sobrepasa los 25°C, las vacas pueden generar de 4.500 a 6.000 (BTU) por hora, el calor equivalente a un secador de cabello de 1.500 vatios. El calor puede traer repercusiones serias en las vacas lecheras, teniendo como resultado efectos como (pero no limitado a):

  • Baja producción.
  • Acidosis ruminal.
  • Depresión de grasa en la leche.
  • Reproducción deficiente.
  • Laminitis/cojera.
  • Debilidad del sistema inmunológico. 
  • Mastitis.
  • Enfermedad de transición (placenta retenida, abomaso desplazado, etc.).
  • Bajo índice de condición corporal.

Es natural que las vacas al trasladarse a un espacio pequeño, como  es la sala de espera, se les eleve la temperatura corporal. Investigaciones demuestran que la temperatura corporal de la vaca aumenta en 1,6°C en 20 minutos dentro de la sala de espera, donde no existe un sistema de enfriamiento. Y por el contrario, la temperatura corporal de la vaca se reduce en 1,95°C en esos mismos 20 minutos cuando se utilizan sistemas de ventilación y aspersión.

Una investigación de la Universidad de Arizona mostró que las vacas que se refrescaban en la sala de espera aumentaron la producción de leche en 7,7 kilos por vaca por día durante el verano.

Pero también, podrían haber efectos adversos si se instala incorrectamente un sistema de enfriamiento en la sala de espera. El agua sin ventiladores conducirá a un aumento de la humedad y al estrés por calor en la sala, creando un efecto de “sauna”.

El estrés calórico es el resultado tanto de la temperatura como de la humedad. El índice de temperatura y humedad (ITH) para la reproducción es 65, siendo inferior al ITH de 68 para la producción de leche

Consejos para la instalación de un sistema de enfriamiento:

  • Instale los ventiladores en filas con el flujo de aire hacia la parte posterior de la sala.
  • Coloque ventiladores de 36 pulgadas cada 6 a 7 metros, o coloque ventiladores de 48 pulgadas cada 7 a 10 metros.
  • Separe los ventiladores 1 metro (por ejemplo, entre cada ventilador de 36 pulgadas instalados en centros separe 15 centímetros).
  • La altura del ventilador debe ser de un mínimo de 2,5 metros, lo más baja posible, pero fuera del alcance de las vacas y la maquinaria.
  • Instale los ventiladores más arriba si se usa aspersores tipo i-Wobs.
  • Para salas estrechas (menos de 7 metros) o con los techos bajos, los ventiladores pueden ubicarse de lado.
  • Haga circular el aire a través y hacia la parte posterior de la sala de espera.
  • Aproveche los vientos preponderantes.*

* Los vientos preponderantes pueden ser bloqueados por el ganado, los divisores o los cerrojos del establo. La velocidad del viento es típicamente variable y no es confiable para el enfriamiento adecuado del ganado.

*La nota fue publicada en el blog de Alltech.com. Ulises Salas Vega se unió a Alltech en 2015 y tiene a su cargo la organización de cursos de capacitación bilingue y talleres educativos para trabajadores lácteos. En el presente artículo, trasmite sus impresiones y recomendaciones para encarar el estrés calórico de los bovinos lecheros. 

Buenos Aires, 31 de enero de 2020

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2020 Todos los derechos reservados