Noticias


Sustentabilidad en producción y bienestar animal claves de primera jornada en 5 Simposio Mastellone

Sustentabilidad en producción y bienestar animal claves de primera jornada en 5 Simposio Mastellone

El relevamiento de cada detalle en la producción agrícola para la lechería, sumado a cuestiones tales como la capacitación y calificación del personal y también hasta el armado de las camas en los corrales, resulta indispensable para extremas las mejoras para obtener una materia prima de excelencia en los rodeos lecheros propios.

Este tipo de definiciones fueron expuestas por especialistas locales e internacionales en la primera jornada del Quinto Simposio organizado en la UCA, en el barrio porteño de Puerto Madero, por la empresa Mastellone Hermanos, que contó como lema «Tecnología y Producción Sustentable».

El cierre de la primera parte de esta reunión quedó a cargo del economista Juan Carlos de Pablo, con Máster en Harvard y mentor de 48 libros disertó -con muchos datos de la historia económica de las últimas décadas de la Argentina- sobre ‘Economía y política de aquí en más’.

En el marco de la quinta edición del Simposio realizado por la firma Mastellone, Gustavo de la Vega, director de Materias Primas, recordó que la empresa láctea cumple 90 años «trabajo y calidad» en el mercado argentino y regional. «Se esta viviendo en esta época una nueva situación de cambio e inestabilidad a nivel nacional, el sector lácteo ha atravesado varias de estas situaciones en la que destaca la resilencia de la cadena pero sobre todo la fuerza del campo», dijo.

De la Vega ponderó la actitud de los tambos argentinos de ubicarse en la «vanguardia» a través de «la adopción de tecnologías que tienden a aumentar la productividad, eficiencia y que facilitan el trabajo, prueba de esto es la cantidad de robots instalados, la genética animal de vanguardia, tecnologías en nutrición y en los collares: considerado todo esto dentro de un marco de sustentabilidad en sus principales pilares: ambiental, social y económico».

Disertaciones de primer nivel en lechería

En la primera jornada Gustavo Oliverio, asesor y coordinador de proyectos de la Fundación “Producir Conservando”, habló de la ‘Sustentabilidad en la lechería argentina’ y destacó la necesidad de profundizar los esquemas de ‘Buenas Prácticas Agrícolas en los cultivos de cobertura’: «la sustentabilidad no es algo que uno va y lo compra, sino que se construye todos los días. Con las BPA, se protege el suelo, se mejora el nivel de carbono y las constantes hídricas. Se controlan malezas, plagas y enfermedades, se captura nutrientes y los reciclan. Además con la rotación cereales-oleaginosas, con otros cultivos en intensidad y diversidad, se mejora la biología del suelo y la eficiencia del uso del recurso del agua y nutrientes».

También Oliverio captó el interés del público al indicar que «la lechería argentina produce sólo el 0,008% del total global de las emisiones de CO2” y pidió «atender» esta cuestión: «Hay que poner este tema en el lugar que corresponde y presionar, en el buen sentido, a quienes se ocupan de las negociaciones internacionales de exponer clara la posición argentina», expresó.

Entre las presencias venidas desde el exterior figuró la ponencia de Chris Griffin, quien es presidente del Dairy Sustainability Steering Committee and Consultative Forum de Australia, que presentó el tema de la “Sustentabilidad en los tambos y en la cadena láctea: Experiencias de Australian Dairy Farmers”.

A su tiempo, Gustavo Schuenemann, profesor de Extensión Veterinaria del Dairy Department of Veterinary Preventive Medicine de la Universidad de Ohio, de Estados Unidos, que disertó sobre el ‘Manejo del Bienestar Animal para Mejorar Salud y Productividad’.

Según indicó Schuenemann, «la alimentación y el confort de los animales que conforman los rodeos lecheros son fundamentales para el bienestar animal. Y hay un montón de factores que inciden en esto” y destacó la necesidad de atender «el manejo del Bienestar Animal como un camino para Mejorar Salud y Productividad”.

El profesor de Ohio University destacó la necesidad de sostener un «sistema de trabajo con énfasia en la prevención y mejora continua: con la meta puesta la produtividad» por vía del «confort y salud» de las vacas lecheras.  «La mayoría del beneficio se captura a lo largo del tiempo», dijo.

«El bienestar animal propone la integración de conford y salud, que es lo que le da una buena vida a los animales y esto permite obtener el beneficio del 90 % del potencial genético que tienen sus animales. Recuerden que la vaca cuando tiene hambre aumenta el tamaño del bocado y come más rápido. También hay que atender el sistema de camas: la cama es fundamental. La vaca no la puede usar cuando se la puede usar  cundo se le pone mucha arena. Eso puede pasar cuando el mejor empleado de la lechería dejó su trabajo, ya que era quien manejaba las camas», expresó Schuenemann.

Buenos Aires, 10 de octubre de 2019

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2020 Todos los derechos reservados