Noticias


Tamberos santafesinos insisten con «pago de leche por calidad»

Tamberos santafesinos insisten con «pago de leche por calidad»

La Mesa de Productores de Leche de Santa Fe (Meprolsafe) presentó al gobierno un proyecto para crear un Sistema de Pago por Calidad de Materia Prima, con el que busca mejorar equitativamente el valor de lo que producen en base a composición de sólidos útiles (Grasa y Proteína) y atributos higiénico-sanitarios (Recuento de Células Somáticas y Unidades Formadoras de Colonias).

“Estamos convencidos de que los productores chicos y medianos, a los cuales representamos en la mesa, son los que producen mejor calidad composicional de sólidos en su materia prima”, explica Fernando Córdoba tal como publicó el portal Agroclave, quien hasta abril fue presidente de la entidad, ahora como miembro de la comisión que dirige su colega Marcelo Aimaro, recientemente asumido.

En la presunción de Córdoba, sólo se interpone el sistema de pago vigente que prioriza el volumen entregado y las bonificaciones comerciales por sobre los parámetros de calidad composicional. “De acuerdo a nuestros estudios, entendemos que el precio de los pequeños y medianos productores va a tener un aumento significativo, debido a que está demostrado que éstos producen leche de mejor calidad”, afirmó.

Según su análisis, hoy la industria “se siente cómoda pagando por litro y no por calidad, si bien algunas lo implementan, lo que buscamos es que sea un sistema que se aplique en todas las empresas y en forma obligatoria, y allí es donde el gobierno nacional debe tomar la postura del consenso entre las entidades y las industrias para que finalmente se implemente”, propone el dirigente, que señala como causa de esta”.

“Entendemos que hay dos lecherías en el país: la de la cuenca central de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba, y la de los grandes tambos de provincia de Buenos Aires, por lo que el gobierno debiera hacer interactuar a ambas para que ganemos todos, ya que el país necesita exportar productos de mejor calidad y, a su vez, los productores beneficiarnos de esa mejora producida en nuestros tambos”, evaluó Córdoba.

El argumento más sólido que sustenta este reclamo antiquísimo de la Mesa, que se remonta al siempre citado acuerdo de San Francisco de 2002, y que hoy reflota como proyecto formal, es que “el productor chico es el que más beneficios tendrá en el pago por calidad, ya que hoy es el que menos cobra por una cuestión de volumen”. Con el sistema propuesto “podrían cobrar alrededor de un 10% a 15% más, de acuerdo a los sólidos que producen”, asevera el directivo de Meprolsafe.

Las claves del sistema

En sus aspectos generales, el sistema se asemeja a lo que fue la resolución 189 de la entonces Subsecretaría de Lechería, que antes de caducar en la Justicia por los amparos presentados por la industria, establecía que el pago de la materia prima debe calcularse en un 95% por su calidad composicional (sólidos útiles) y atributos higiénico-sanitarios (UFC, RCS y temperatura), y sólo el 5% restante en base a bonificaciones concedidas por la industria según cada remitente.

Hoy esta relación proporcional es difícil de constatar porque no está regulada y se encuentra en promedio en un 80-20, lo cual deja un amplio margen de discrecionalidad a favor de la industria para definir el precio al productor, en desmedro de la calidad real de la materia prima. “Además de ese porcentaje que queremos de atributos de calidad para el cálculo del precio, el 65% lo debe explicar la grasa y la proteína (sólidos útiles –SU-) y el 35% como máximo, la calidad higiénico-sanitaria”, apunta Córdoba.

La puesta en vigencia de esta normativa “no se haría de un momento a otro sino gradualmente, para darle tiempo a aquellos tambos que necesiten acomodar sus indicadores de higiene y sanidad, que a la larga los terminará beneficiando”, explica el dirigente.

Para ello, la Meprolsafe pide derogar la actual resolución 229 (que reemplazó a la R189) por la cual en 2016 se conformó el Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina (Siglea), porque consideran que no mejoró la situación del pago y en muchos aspectos no se cumplen sus disposiciones. En cambio, pide que se genere otra normativa en base a requisitos que realmente se cumplan.

“Establecer una leche de referencia, real, que no es lo que publica en la actualidad el Siglea, ya que eso es sólo un promedio de los precios pagados en base a una calidad tipificada posterior al pago que percibe el productor; es decir, lo que se necesita es un estándar de referencia que nos permita saber qué precio tendrá nuestra calidad antes de producirla”, fundamenta Córdoba.

La Mesa propende al perfeccionamiento de la liquidación única, agregándole una planilla de comparabilidad, que permita saber “el promedio de calidad de su industria y lo que hubiera cobrado el productor por su materia prima según las condiciones de esa referencia”, algo indispensable para mejorar el sistema como herramienta de previsibilidad.

La tipificación de la materia prima es crucial: “Cada empresa debe confeccionar el sistema de tipificación, donde consten los porcentajes de bonificaciones y penalizaciones sobre la leche de referencia, al tiempo que las mismas deben ser cuantificables y auditables, ya que muchas veces queda sujeto a la relación personal entre la industria y el tambero”, comenta Córdoba.

Por distintas causas, Meprolsafe advierte que “el mecanismo de formación de precio no es transparente en la actualidad”.

Un tema medular del proyecto es que las muestras de leche cruda tomadas en el tambo por el transporte deben aspirar al “error cero” en base a un protocolo más eficiente.

Meprolsafe propone que su adopción sea gradual y le dé un lapso de un año al productor para que se adapte a los nuevos parámetros de calidad, si es que estuviere actualmente por debajo de las exigencias de su industria, mientras tanto, recibirá una “compensación por mejora” por parte de su empresa. también reclama “un marco general y varios anexos específicos, que permitan ajustar la implementación sin modificar la resolución general”. Para Córdoba, el gobierno dilata la concreción de este sistema “con reuniones inconducentes que siguen estirando los tiempos, por esta razón decidimos retirarnos de las convocatorias oficiales hasta tanto no se avance seriamente”.

Buenos Aires, 25 de mayo de 2021

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2021 Todos los derechos reservados