Noticias


«Una vaca que consume aminoácidos, es una vaca feliz», aseguró Phil Cardoso en Sel Latam

«Una vaca que consume aminoácidos, es una vaca feliz», aseguró Phil Cardoso en Sel Latam

La apuesta de expertos es por la provisión de metionina y lisina como suplemento animal para las vacas lecheras. El objetivo es maximizar su dieta y mejorar, entre otras cosas, el transporte de grasa en sangre, lo que aporta proteínas de base para aumentar la calidad y cantidad de la leche materna y contar con animales sanos.

Estos conceptos fueron expuestos en el marco del 9no. Simposio de Empresarios Lecheros, que promovió SEL Latam, a través de una segunda jornada de disertaciones a través de webinar.

En el Panel números 2, realizado con el título de «Estrategias nutricionales para mejorar la salud y la reproducción: preparando vacas para el éxito», a cargo de un especialista como Phil Cardoso, profesor asociado de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, y con una basta experiencia en rodeos lecheros en el sur de Brasil.

El objetivo de la charla fue presentar las oportunidades que genera cumplir con una maximización de la producción a partir de contar con una correcta inversión en la dieta animal.

De esta forma, según admitió Cardoso, se podrá reducir los efectos negativos que podría enfrentar un vacuno lechero en los períodos críticos durante los lapsos de la vaca en transición.

«Los estudios indican que las vacas con consumo de lisina dieron más leche luego del parto. Además una vaca que consume aminoácidos, es una vaca feliz» explicó el profesor de Illinois.

Cardoso admitió como válido que hay un margen de mejora, aportando aminoácidos a la dieta vacuna, y no es esto necesariamente una dieta más cara. Atento esto al incremento que evidencia que exhiben hoy los granos, vitales para la suplementación animal. «También este tipo de suplemento mejora las tasas reproductivas en la lechería, con animales más sanos y con menos posibilidades de enfermarse», dijo.

En la charla que también mantuvo con el moderador del evento de SEL Latam, en este caso Alejandro Sanmartino, ex responsable de Lechería de Argentina, coincidieron en la premisa de los tambos buscan cumplir con objetivos tales como la salud de sus rodeos, producir más leche y facilitar la preñez.

Según Cardoso, resulta vital la promoción de proteína en las primeras tres semanas de vida de las terneras, donde «la proteína es necesaria» para el futuro desarrollo que tendrán los animales.

Consignó que para los tambos, al menos en Estados Unidos, los costos de la prenez podría ascender hasta un valor de 300 dólares por animal. Y alentó por ello invertir en la alimentacion de los ejemplares que conformarán los futuros rodeos lecheros.

«Todo lo que comen, ya desde su nacimiento, es un medicamento y se puede evitar así enfermedades. También con las vacas de leche, donde hay que saber qué tiene su dieta: donde tiene que contar con los nutrientes necesarios para que las vacas sean sanas. También hay que tener en cuenta que la ausencia de estrés, hace que la vaca dé más leche», explicó el especialista.

Recomendaciones en la dieta

«La eficiencia en la dieta favorece por caso el desarrollo de órganos como el hígado, hecho que fue comprobado a través de estudios de sangre.

También está demostrado que una «alta funcionabilidad del hígado en las vacas, permite transitar a un buen parto, y facilitar un mejor nivel de alimentación antes y después de la parición. Esto también podría evitar la aparición de una enfermedad», explicó Cardoso.

La importancia de la metionima y lisitina en el metabolismo de las vacas de leche

Así lo destacó Phil Cardoso, al evaluar varios de los informes presentados durante la segunda jornada del encuentro virtual propuesto por SEL Latam. «El impacto de la buena alimentación llega hasta el útero», aseguró. 

Buenos Aires, 12 de mayo de 2022

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2022 Todos los derechos reservados