Noticias


Zorraquín + Meneses: los precios lácteos «Fuerte pérdida de competitividad en los últimos meses.

Zorraquín + Meneses: los precios lácteos «Fuerte pérdida de competitividad en los últimos meses.

Según la consultora Zorraquín + Meneses, los precios que reporta la cadena láctea ofrece «fuerte pérdida de competitividad en los últimos meses».

«El aumento del precio del maíz sube costos, generando preocupación y obligando a revisar los planteos alimenticios, aunque sin gran margen de maniobra hasta que arranque fuerte la primavera», explicaron los especialistas Teo Zorraquín y Alejandro Meneses sobre el Negocio lechero.

«Se recordó que en agosto el precio SIGLEA fue de 18,65 $/litro, que representa un aumento del 21.3% respecto a un año atrás en pesos y una caída del 12,8% si se mide en dólares (hoy se paga algo menos de 0,25 u$s/litro, aunque con dólar real vale 0,15 u$s/litro). En sólidos útiles el precio de agosto fue de 257,6 $/kilo. Fuerte pérdida de competitividad en los últimos meses».

Z + M expresó que «la industria recibiendo leche sin complicaciones y manteniendo plazos de pago. Las Pymes industriales intentando reactivar su actividad de a poco y tratando de recuperar leche perdida».

«En el primer semestre hay cerca de un 9% más de leche producida que en el mismo período de 2019, una clásica respuesta productiva. Para ese período, Argentina es el país que más ha aumentado su producción respecto a sus principales competidores. Quedan dudas si en el escenario actual, con un consumo de leche en el mercado interno que se mantiene estable pero no puede absorber aumento de precios (en el último año el precio de lácteos al consumidor subió cerca del 20%), hay expectativa por ver si al menos se podrá sostener la baja rentabilidad actual del negocio«, expresó la consultora.

Manifestó además que «la exportación es clave, representando cerca del 23% del destino de los lácteos, con el producto principal (leche en polvo entera) con precios que fluctúan entre los 2800 y los 3000 dólares/tonelada. Suena absurdo que se esté penalizando la exportación con retenciones del 9%. Sigue en alerta amarilla la actividad».

Negocio ganadero

Si se tuviera que resumir consumo interno estable, mercado externo volátil, cría mejor que invernada, faena creciendo algo y negocios que se hacen aunque no cierre el Excel. El consumo interno se ubica según el mes entre los 51 y los 53 kilos/habitante/año, con un precio al mostrador que ha subido cerca de un 20% entre febrero y septiembre y donde todo se consume a pesar de la crisis, explicaron desde Z + M.

El mercado europeo en sube y baja con un precio de cuota Hilton que estaba estancado, que luego trepó a los 13000 u$s/ton y en poco tiempo bajó a 9000 u$s/ton. Con un mercado chino que aspira toda la carne disponible pero con fuerte puja de precios. Seguramente el año termine con unas 900.000 toneladas exportadas, un valor alto y que representará entre el 25% y el 30% del total producido.

  • En la faena, según CICCRA, ha caído la proporción de hembras a menos del 45% lo que podría indicar algo de retención, aunque en realidad lo que ha aumentado más que proporcionalmente es la faena de machos. Hay mucha industria frigorífica activa y muchos mercados demandando. Se podría dar la paradoja que falten cabezas para cubrir la demanda y esto debería reflejarse en el precio.
  • Hoy el productor recibe unos 110 $/kilo al vender un novillo gordo y paga por un ternero de 170 a 180 kilos por cabeza cerca de 150 $/kilo. Una relación compra venta del orden de 1,35 o más, poco atractivo para un negocio de engorde en feed lot (sobre todo que a esto se suma un aumento del maíz, insumo clave en la alimentación). Pero en un país “patas para arriba” la hacienda es percibida como un refugio con tal de no quedarse en pesos, y esto empuja precios.
  • También suben los precios de las vacas, las vaquillonas y los reproductores, que mes a mes mejoran su precio y con remates de cabañas donde un toro de calidad casi no baja de los $140.000 a $150.000. O sea que el corto plazo muestra una actividad en movimiento y con resultados diversos según modelo y según zona.
  • Pero queda claro que la ganadería, por su propia característica biológica,  basa su desarrollo en el largo plazo. Por ello está siempre latente la amenaza de un país que se cierra, con una economía inestable e inflacionaria, con poco crédito y alta voracidad fiscal. Cielo despejado pero nubes en el horizonte.

Buenos Aires, 2 de octubre de 2020

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2020 Todos los derechos reservados