Noticias


ARSA ofrece sus principales activos: las marcas de yogures y postres SanCor

ARSA ofrece sus principales activos: las marcas de yogures y postres SanCor

La empresa láctea Alimentos Refriguerados (ARSA), del grupo Vicentin, buscan interesados para vender parte de sus activos, entre los que figuran los yogures de la marca SanCor y postres históricos en el mercado como los Shimy, Sancorito y Flan Casero.

Tal como publicó hoy el portal de La Nación, la firma controlada por la familia Vicentin, aunque se maneja de manera independiente de la sede central del grupo ubicada en la localidad santafesina de Avellaneda, le otorgó un mandato de venta al ex Ernst & Young, Daniel Serventi.

Se indicó que en la lista de potenciales compradores se ubican desde fondos de inversión que ya están sondeando a otras empresas locales como CarValo y Cono Sur Investments, hasta algunos jugadores que en el último tiempo se mostraron más activos en el rubro alimentos como Inverlat (la dueña de Havanna) o el grupo Werthein, que ya puso un pie en el negocio con la compra de Cachamai.

Fuentes cercanas a la operación reconocieron ante periodistas de La Nación que las negociaciones ya están en marcha. «Hay conversaciones para una eventual venta de la empresa y ya existen algunos grupos interesados», explicaron.

Alimentos Refrigerados (ARSA) nació en 2016 con la compra de la división de yogures y postrecitos de la cooperativa SanCor que concretó el grupo Vicentin a través de su empresa Vicentin Family Group. Hoy ARSA cuenta con dos plantas, ubicadas en la ciudad de Córdoba y Arenaza (partido de Lincoln, provincia de Buenos Aires) y emplea a 600 personas. La firma facturó en 2020 $6000 millones y hoy es el jugador número dos en yogures -donde incursiona con las marcas SanCor Vida y SanCor Yogs y tiene una participación de 16%- y postres infantiles, donde con Sancorito, Sublime, Shimy y los flanes caseros de SanCor controla el 32% del negocio.

Buenos Aires, 6 de enero de 2021

 

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2021 Todos los derechos reservados