Noticias


El precio al tambero mejoró más de un 70% interanual en junio pasado

El precio al tambero mejoró más de un 70% interanual en junio pasado

La industria láctea mantiene en alza su demanda de materia prima. Un hecho que se vio favorecido por la remarcación que lograron consolidar en las góndolas en los últimos dos meses poco antes de atarse al nuevo esquema de Precios Máximos.

Por otro lado, se benefició la producción que está entregando su leche cruda a un precio promedio de 31 pesos por litro, a pesar que las cuestiones económicas siguen impactando en el negocio, como así también el impedimento de exportar a China la vaca conserva, según publicó el portal Infobae.

Sin embargo, el retroceso que presenta la caída del precio internacional de los lácteos, que desde finales de marzo pasado a la fecha bajó un 14%, no frena la demanda de leche por parte de las usinas lácteas. Muchas de ellas a un valor de 3.700 dólares por tonelada aún aprovechan la posibilidad de colocar lácteos, principalmente leche en polvo, en el exterior. Para el 2021, se apuesta a que la producción de leche crecerá entre un 2 y 3%, y muchas industrias quieren acaparar una buena porción de esta torta para sumar a sus stocks.

Según el Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina (Siglea), en junio pasado el precio promedio contó con un valor mínimo de $ 23,13 pagado a los tambos por algunas empresas y también con un máximo de $ 40,82, lo que reporta un promedio abonado de $ 31,32 por litro en tranquera, registrando un alza del 5,2% mensual y del 71,6% interanual. Pero no todos los tambos se favorecen por este monto, ya que la dispersión en los pagos es grande: va desde los $23 de mínimo en algunas facturas hasta un máximo de $40.

Jorge Giraudo, Director del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), comentó a Infobae que “el precio de la materia prima subió por encima de todos los indicadores de la economía, es decir respecto de la inflación y del tipo de cambio. Por ello, en moneda constante el valor que reciben los tambos por su leche viene subiendo de manera consecutiva desde octubre a la fecha, incluso en dólares”.

Para los tambos, tal como admitió Giraudo, esto conlleva un escenario de “rentabilidad en un nivel positivo”, pese a que siguen encendidas las luces de alarma respecto a los valores tanto locales como internacionales que reportan el maíz y la soja, que resultan vitales para mantener la cadena alimentaria de los rodeos lecheros en marcha. También afecta al alquiler que se paga por la tierra, ya que los contratos están atados al valor del quintal de soja.

El tambero para saber si le cierra o no sus números tiene en cuenta valores históricos que guardan la relación de 1 litro de leche para comprar dos kilos de maíz, y de igual manera 1 litro de materia prima para adquirir 1,10 kilos de soja. En junio pasado, por cada litro de leche el tambero pudo comprar 1,71 kilos de maíz en grano (con una merma del 21,3% interanual), y 1,04 de soja (con una baja del 12,7%). La relación también resultaba desfavorable para la compra de alimento balanceado: por cada litro de leche se podía comprar 1,24 kilo, lo que constata una disminución de casi el 11%, según el OCLA.

Buenos Aires, 21 de julio de 2021

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2021 Todos los derechos reservados