Noticias


Estados Unidos y el consumo futuro de lácteos: cae la leche fluida y crece el queso

Estados Unidos y el consumo futuro de lácteos: cae la leche fluida y crece el queso

Las tendencias indican que el consumo de leche fluida y yogur sigue bajando, el de queso y la manteca siguen creciendo; mientras que el de helado es estable. En conjunto, los datos basados en equivalente de grasa butirosa representan un aumento de alrededor del 1,5% por año.

Según publicó el portal Dairybusines», con información del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, de acuerdo a sus siglas en inglés): los datos de consumo para 2020 han sido muy erráticos. El titular de la USDA es Sonny Perdue desde el 25 de abril de 2017, aquí en la portada con una foto de archivo.

Por ejemplo, la leche fluida que ha estado disminuyendo durante 20 años, dio un gran salto en marzo de 2020, no así en los meses siguientes, probablemente a causa del pánico y el acaparamiento al inicio de la pandemia COVID-19. El cambio muy rápido del servicio de alimentos (hoteles, restaurantes, catering, etc) y la compra minorista han sesgado significativamente los datos lácteos para 2020. Por lo tanto, el énfasis en esta publicación se centrará en datos firmes y tendencias hasta fines de 2019.

La mayoría de los datos que se presentan a continuación seguirán el consumo per cápita. La demanda total se basa en el tamaño de la población y también en el consumo per cápita. El gráfico I muestra el crecimiento de la población de EE.UU: la tasa de aumento de la población se está desacelerando. En los últimos tres años ha tenido un promedio de alrededor del 0,6% anual. En 2000, el aumento porcentual anual de la población fue casi el doble de esa tasa. Los datos del Gráfico I se basan en la población a mitad de año y, por lo tanto, deben ser indicativos del promedio del año.

«Si el consumo per cápita nunca cambiara, la demanda de productos lácteos estaría creciendo al 0,6%. Sin embargo, como se menciona en el párrafo inicial, el consumo de productos lácteos ha ido cambiando constantemente», refirió un informe del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), al aludir a las previsiones realizadas por el gobierno estadounidense en materia del gasto en lácteos.

La descripción del consumo de productos lácteos se cubrirán en el orden de su importancia. La leche para el queso  representa aproximadamente la mitad del suministro total de leche en los EE.UU. La tasa de crecimiento de 20 años se muestra en el Gráfico II y varía de un año a otro. Está aumentando alrededor del 2% anual. Antes del año 2000, la tasa de crecimiento era mucho mayor, a veces hasta el 10% anual.

Durante los últimos cinco años, el incremento en el consumo de queso per cápita ha promediado un 2,3%. En 2019, el estadounidense «promedio» comió 38 libras de queso (es decir unos 17 kilogramos).

Las estadísticas de queso se dividen típicamente en dos categorías, queso americano que es principalmente Cheddar y «otros quesos » que es fundamentalmente Mozzarella.
Crecimiento del queso americano: En 2019, el estadounidense «promedio» comió 15 libras de queso estadounidense. El crecimiento del queso americano fue relativamente lento entre 1980 y 2010, aumentando a poco más del 1% anual. Durante los últimos cinco años, el queso americano ha crecido un 1,5% anual.

Crecimiento de «otros» quesos: En 2019, el estadounidense «promedio» comió 23 libras, principalmente Mozzarella. El incremento de «otros»
quesos fue relativamente rápido entre 1980 y 2010, creciendo un 3% anual. En los últimos cinco años ha crecido un 2,2% anual.

El rápido crecimiento de la categoría de “otros quesos” entre 1980 y 2010 se atribuye a menudo al negocio de la pizza. Para 2019, ambas categorías de queso crecerán aproximadamente al mismo ritmo, poco menos del 1% anual.

En conclusión, el negocio del queso está bien. La tasa per cápita en 2019 aumentó un 0,9% y la población está creciendo a un 0,6%. Por lo tanto, la tasa de crecimiento total del consumo de queso es de alrededor del 1,5% en 2019. En los últimos cinco años, el consumo de queso per cápita se ha incrementado más rápido, con un promedio de 2,3% anual, lo que con el crecimiento de la población equivaldría a un aumento anual de aproximadamente 3%. En general, según las tendencias, se puede esperar una tasa de alrededor del 2,5% anual.

La leche fluida es una historia muy diferente. El consumo de leche per cápita está disminuyendo. Ha estado disminuyendo durante mucho tiempo, pero durante gran parte de ese tiempo la población en aumento mantuvo estable el consumo total de leche.

La leche fluida está disminuyendo a una tasa del 2,2% en los últimos cinco años y del 2,7% en los últimos tres años. La línea de tendencia corrobora una tasa creciente de disminución en el consumo.

En un futuro próximo, se puede esperar una disminución de alrededor del 3% anual. La leche fluida supo ser el mayor destino de la leche, pero ahora cambió.

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2020 Todos los derechos reservados