Noticias


La importancia del agro para la economía argentina

La importancia del agro para la economía argentina

La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) aseguró que el sector liquidó un monto de u$s 30.100 millones por exportaciones en los primeros once meses del año. La entidad explicó que uno de cada cuatro pesos se origina en el campo.

Según el estudio de FADA repasó la importancia del campo para la economía Argentina. “El 24% del PBI (Producto Bruto Interno) argentino proviene del campo, son USD 77.235 millones, es la actividad que mayor aporte origina”, afirmaron desde la Fundación.

En lo que va de 2021, el ingreso de dólares por agroexportación superó los U$S 30.100 millones, un récord para los primeros once meses del año en todo el siglo, creciendo un 62,1 % respecto del mismo período de 2020. Las empresas del sector agroexportador liquidaron más de USD 2.000 millones en noviembre, la segunda marca histórica de este siglo en el décimo mes del año, según informaron la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

Según el informe presentado por la fundación FADA, en los primeros seis meses de 2021, 7 de cada 10 dólares por exportación provinieron de las cadenas del agro, explicando el 72% de las exportaciones argentinas. Del total de las ventas al exterior de los complejos agroindustriales el 74,8% se generó en las cadenas granarias; el 11,6% en las economías regionales; el 7,4% en carnes; el 1,9% en lácteos y el 4,3% en otros productos del sector.

“Las cadenas granarias exportaron productos primarios e industrializados por un valor de USD 14.962 millones, lo que representa el 74,8% de las exportaciones de todas las cadenas agroindustriales y el 54% de las exportaciones argentinas totales”, destacaron los investigadores.

Producto bruto

Según FADA las cadenas agroindustriales aportaron el 24% del PBI total nacional en el año 2020, unos USD 77.235 millones. Es decir que 1 de cada 4 pesos del PBI se originaron en el campo. Cinco actividades explican el 84% del PBI de la agroindustria: la actividad comercial contribuye con el 23,8%, la producción de alimentos y bebidas con un 22,2%, la agricultura con el 20,1%, la ganadería con el 9,7% y los servicios con un 8,7%.

Cabe destacar que el PBI de las cadenas agroindustriales creció un 13% desde el primer semestre de 2020 al primer semestre de 2021. Solo el sector primario de la agricultura aportó el 4,8% del PBI nacional y un 20% del PBI generado por todas las cadenas del agro, tal como publicó el portal BCR News.

Derechos de Exportación

Los complejos agroindustriales aportaron USD 4.808 millones en concepto de Derechos de Exportación en el primer semestre de 2021, el 92,2% del total recaudado por AFIP para el período, en dicho impuesto, afirma FADA en su informe. De esa contribución, un 92% lo explicaron los cereales y oleaginosas: la soja con el 76%; un 2% las economías regionales; un 3% las carnes; un 1% el sector lácteo, y otros productos un 2%.

Valor agregado

A partir de un informe de FADA donde se analiza la relación Valor Agregado sobre Valor Bruto de Producción, los economistas de la entidad señalaron que en el sector primario la relación es del 50%, mientras que en el caso de las manufacturas de origen agropecuario la relación es del 27%. “De esto se lee que el valor agregado sobre la producción es del 50% en el caso del sector primario, mientras que es del 27% en el sector industrial, por lo que, a nivel contable, el sector primario es el que más valor agrega”, comentaron.

De esta manera, los números desbaratan el prejuicio: “Es cierto que estas etapas agregan más valor a la producción primaria, pero la producción primaria en sí misma es agregado de valor”, remarcaron en FADA.

Presión Tributaria

Desde FADA, para analizar la estructura de carga tributaria de la cadena de valor de la soja se considera un esquema bajo el cual se tienen en cuenta los eslabones: primario, comercial (acopio) e industrial. Para cada eslabón se analiza el esquema de ingresos y costos de producción, para establecer la carga tributaria que los mismos enfrentan. «El modelo de base, es el de una tonelada de soja, que es enviada en su totalidad del campo al acopio, en calidad de consignatario, para luego ser industrializada en forma de aceite, harina proteica y pellets de cáscara y, luego, estos productos exportados», destacaron.

El período de análisis considerado es enero – junio 2021:

• La carga tributaria de la cadena asciende a USD 260,54 por tonelada de soja industrializada;

• Del total de impuestos, 69% son nacionales no coparticipables, 25% nacionales coparticipables, 5% impuestos provinciales y 1% municipales;

• Los derechos de exportación representan el 67% de la carga tributaria, mientras que el otro 33% se distribuye entre: 22% ganancias, 2% ICDB, Fondo Fiduciario y contribuciones y ART, cada uno, 2% inmobiliario rural provincial, 1% impuesto a los sellos, 1% ingresos brutos y 1% tasas municipales;

• Los USD 260,54 de carga tributaria, representan:
▪ 46,19% del precio compuesto del grano de soja (USD 564,09),
▪ 66,71% del margen bruto de la cadena,
▪ 60,90% del valor agregado (presión tributaria)

Buenos Aires, 13 de diciembre de 2021

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2022 Todos los derechos reservados