Noticias


Los yogures y postres de SanCor pasan a manos del grupo venezolano Maralac

Los yogures y postres de SanCor pasan a manos del grupo venezolano Maralac

El grupo empresario Maralac, de Venezuela, se hizo cargo del gerenciamiento de Alimentos Refrigerados (ARSA), la empresa que comercializaba los yogures, postres y flanes de la histórica marca argentina SanCor que estaba en manos de Vicentin.

De esta forma el grupo Vicentin, a instancias del Concurso de Acreedores que se sigue en los juzgados de Reconquista, Santa Fe, se desprende de una de sus joyas más preciadas, tal como es la cesión comercial de toda la codiciada línea de yogures, como son productos como Yogs y Shimy, para obtener el oxígeno financiero necesario para encarar su crisis.

Vicentin tenía a su cargo la comercialización de los productos de ARSA desde el 2016, cuando le compró por u$s 106 millones el 90% del negocio de postres y flanes. Luego ya a comienzos del 2020 cerró con la cooperativa SanCor la opción de hacerse del 10% restante de las acciones, controlando la totalidad de la base accionaria de ARSA, por otros u$s 100 millones. Aprovechando allí la situación de desguace y reestructuración empresaria que encaró la cooperativa láctea en la búsqueda del cierre de sus cuentas.

Sin embargo, en diciembre de 2019, el gigante cerealero con sede en Avellaneda entró en crisis institucional por falta de financiamiento legítimo y debió encarar, con intervención de la Justicia, un serio proceso para acomodar sus cuentas y estructuras de producción en busca de solvencia para abonar deudas con sus proveedores y clientes. Entre otras cosas, posibilitó que Vicentin le diera mandato a la ex Ernst  Young Daniel Serventi a vender una de sus joyas más queridas.

La entrega del negocio de ARSA le reportará a la aceitera aire para sostener el concurso de acreedores al que se vio sometido en el último año y medio.

Esto llevó a que Vicentin entregara al grupo Maralac, de origen venezolano y desde hace unos años también con la tenencia de la marca La Suipachense, del gerenciamiento de Alimentos Refrigerados (ARSA), que entrega también la llave del negocio de yogures, postres y flanes con la marca SanCor.

ARSA cuenta con dos plantas ubicadas en la ciudad de Córdoba y en Arenaza, en el partido bonaerense de Lincoln, donde mantiene una plantilla de 600 personas. ARSA facturó en el 2020 unos $ 6.000 millones y es un jugador importante en el mercado lácteo: con marcas con mucha presencia en las góndolas como son SanCor Vida y SanCor Yogs. Allí retiene cerca del 16% del mercado en yogures. También es robusta en postres infantiles, con propuestas como Sancorito, Sublime, Shimy y los flanes Casero, donde la participación de mercado supera el 30%.

ARSA también cuenta con otros productos en su staff de venta: como son las leches infantiles como SanCor Bebe, arroz Don Marcos, los snacks Semix, las levaduras Lesaffre, y los alimentos de Friar. Sin olvidar también un nicho donde es fuerte como la entrega de leche fluida a través de la marca Lechelita.

Maralac por su parte -empresa de los hermanos Manuel y Alfredo Fernández- en el 2016 los empresarios venezolanos, junto a su socio argentino Claudio Rafaniello, adquirieron La Suipachense.

Semanas atrás, los abogados que representan a la empresa Vicentin presentaron en el juzgado que tramita el concurso de acreedores de la cerealera una primera propuesta de pago a sus acreedores, que implicaría una quita del 75% en el pasivo con productores y acopios, además del pago restante en pesos a liquidar en un plazo de 20 años. El pedido fue rechazado por uno de los principales acreedores del grupo como es el Banco Nación.

Tras la presentación, fuentes de la empresa informaron a la prensa especializada que dicha propuesta “no sería ni la única y última oferta de pago a los acreedores”, ya que se trata de una “propuesta testimonial” para poder cumplir con los plazos que estipula el Concurso de Acreedores, a cargo del juez Fabián Lorenzini.

Buenos Aires, 21 de agosto de 2021

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2021 Todos los derechos reservados