Noticias


Se proyecta una producción récord de trigo a cultivar en 6,5 M/ha

Se proyecta una producción récord de trigo a cultivar en 6,5 M/ha

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires proyecta 6,5 millones de hectáreas de trigo (similar a la campaña pasada) y 1.150.000 has de cebada, un nuevo récord en cultivos de invierno.

Es la tercera mayor superficie de los últimos 22 años de trigo y en cebada representa un incremento del 28%. En materia de rindes, se proyectan 19 millones de toneladas para trigo (así se igualaría el récord de 2018/19) y 4,6 millones de toneladas para cebada. Son 23,6 millones de toneladas en total para los cultivos de invierno.

La Bolsa porteña lanzó así la Campaña Fina 2021/22 en el Congreso A Todo Trigo, que organizó la Federación de Acopiadores en manera online y del 4 al 6 de mayo desde el sitio www.atodotrigo.com.ar

Luis Basterra, ministro de Agricultura de la Nación, ponderó al trigo como «un cultivo trascendente para la economía argentina» y expresó además que desde el ámbito gubernamental «venimos dando muestra clara y concreta de que sostenemos políticas que son definidas que tienen previsibilidad y que han hecho que los productores hoy tengan expectativas superiores incluso a las de siembra del año pasado».

«Comprometemos nuestra esfuerzo para que podamos superar los 7 millones de hectáreas de siembra» durante el presente campaña triguera, explicó Basterra.

También Jorge Solmi, secretario de Agricultura, tras destacar la relación positiva que exhiben los valores del trigo frente a insumos como el gasoil, afirmó que la campaña arranca «de manera extraordinaria con un perfil de agua en los suelos que es óptimo y con precios internacionales que generan expectativas: pocas veces se han dado condiciones tales para tener el objetivo de superar los 7 millones de hectáreas».

En el congreso que se realizó de manera remota, José Martins, presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, inauguró el evento, junto a Ramiro Costa, subdirector ejecutivo de la Bolsa de Cereales, el equipo de expertos analizó lo que viene desde todas las aristas.

El climatólogo Eduardo Sierra auguró buenas condiciones de humedad para la siembra e hizo hincapié en la necesidad de hacer un buen manejo para preservar las condiciones óptimas. Sierra mostró cómo varía la humedad con buen manejo y sin él e insistió en que será la variable de éxito. “El clima va a castigar a quienes no trabajen bien. El clima no va a ser el ideal, pero sí mejor que la campaña pasada”, expresó.

Agustín Tejeda Rodríguez, gerente de Estudios Económicos y Economista Jefe de la Bolsa, se refirió a los precios internacionales. Argumentó que el trigo ha sido afectado por la pandemia al tratarse de un producto de consumo humano. “Hubo incentivos a favor del trigo durante la pandemia, generando una escasez virtual que presionaba los precios. Mientras los precios se derrumbaban de los demás granos, los del trigo se mantenían arriba”, comentó.

“Hoy nos encontramos con un escenario distinto, con precios superiores de todos los granos. Y en parte esto se debe a factores como la reactivación económica de China, importador mundial de todos los productos que genera balances ajustados especialmente para maíz y soja. Pero para el trigo es menos tirante. Por el lado de los fundamentals, el trigo tiene mayor precio pero ha perdido competitividad respecto de los demás granos”, apuntó el economista.

¿Qué pasa con los costos y cómo quedan los márgenes? “Por el lado de los costos hemos tenido aumentos importantes en los últimos meses: 40% de aumento en fertilizantes que lleva a un deterioro de la relación de insumo producto, también de los transportes… Pero los ingresos crecen más que los costos. En general tenemos mayores márgenes para todos los cultivos, que se han recuperado respecto de campañas pasadas y esto representa gran oportunidad para Argentina a la hora de incrementar su producción”, dijo Tejeda Rodríguez y aclaró que los márgenes suben más en los granos gruesos debido a que tienen mayores aumentos de precios, especialmente el girasol. En tanto, en la relación trigo y cebada, con un aumento del 50% en el precio, la cebada gana competitividad sobre todo en el Sur.

Para el especialista de la Bolsa, de todas maneras, el trigo encuentra argumentos para pensar en un incremento del área sembrada, ya que ocupa un lugar clave en los esquemas de rotación.

Esteban Copati, jefe de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa, presentó las estimaciones. Reconoció la puja de superficie en Buenos Aires entre la cebada y el trigo y dijo que muchos productores van a necesitar hacer pie en los cultivos de invierno para poder arribar a la campaña gruesa. Lo necesitan para recuperarse después de una campaña pasada que fue difícil en muchas regiones.

Los números: la Bolsa proyecta 6.500.000 has de trigo (similar a la campaña pasada) y un crecimiento de 900.000 a 1.150.000 has en cebada. Ambos sumarían 7.650.000 has que representa un nuevo record en cultivos de invierno. Es la tercera mayor superficie de los últimos 22 años de trigo y en cebada representa un incremento del 28%.

“El comienzo de campaña es diferente al año pasado desde el punto de vista climático. Vemos que el trigo va a tener una redistribución de su área sembrada. El año pasado en el centro y norte de la región agrícola no se pudieron concretar algunas siembras y esperamos que en 21/22, con escenario favorable, vuela a tener impulso en esa región donde los rindes son menores”, argumentó Copati para detallar que las proyecciones de la Bolsa son de 19 M t para trigo (igualaríamos el record de 2018/19) y 4,6 M de toneladas para cebada. Son 23,6 M de toneladas en total para los cultivos de invierno. “Esta redistribución del trigo impacta en los rendimientos, estamos trasladándolo del Sur al Norte donde rinde menos”, dijo.

Sobre la demanda, Tejeda Rodríguez presentó una estimación de oferta record de trigo en Argentina para 21/22 de 21,67 M de ton y una demanda de 19,15 M de ton, con exportaciones de 10 M de ton para esta campaña y de 12 M de ton para la próxima, recuperando terreno perdido en el mercado mundial. “Vamos a andar en stocks parecidos a las últimas campañas, de 2,5 M de ton”, dijo.

Al presentar los aportes de la cadena de trigo a la economía nacional, el economista sostuvo que es la sexta campaña de crecimiento consecutivo del producto bruto triguero, también de la cebada. La fina aportará a la economía nacional un total de 4.570 M de dólares, con una inversión de 1910 M de dólares para una producción de 23,6 M de t. Esto representa 1250 M de dólares en recaudación fiscal.

En esta oportunidad, la Bolsa de Cereales hizo especial hincapié en los aspectos medioambientales que rigen los mercados y que son cada vez más importantes para la producción agrícola. Sofía Gallo, analista de Investigación y Prospectivas Tecnológicas de la Bolsa dio un panorama del perfil ambiental de la producción y dijo que los consumidores están muy interesados en conocer la historia de los alimentos que consumimos.

“El trigo aporta un 20% del área en lo que hace a rotaciones. La Argentina tiene un 90% de adopción de siembra directa. La huella carbono de trigo en la puerta del campo es de 148,5 kgCo2eq/Tn y está comprobado que con alta tecnología estamos haciendo alta productividad con una menor huella ambiental”, apuntó. La huella de carbono es un estándar de calidad internacional que será abordado puntualmente mañana en A Todo Trigo.

Buenos Aires, 4 de mayo de 2021

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2021 Todos los derechos reservados