Noticias


Tamberos bonaerenses refieren caída en producción por invierno pero ponderan el aporte de sólidos

Tamberos bonaerenses refieren caída en producción por invierno pero ponderan el aporte de sólidos

En la lechería, según indicó la Cámara de Productores de Leche del Oeste de la Provincia de Buenos Aires (CAPROLECOBA), la producción de leche vino desacelerando la dinámica de su volumen estacional en las últimas semanas, y en paralelo incrementó el porcentaje de sólidos útiles en la leche. No se deja de pensar en China, el gigante asiático reduce sus compras pero se apuesta a un revote.

«Es difícil que pueda mantener el nivel del 2021. Y las industrias ya han recalculado su presupuesto a la baja más de una vez. Es mala la relación de precios con granos y oleaginosas y los números pisan el rojo», manifestó la entidad en su último informe mensual.

También la Cámara de Tamberos del Oeste bonaerense consignó que «no corre riesgo alguno el abastecimiento interno, pero quizá sí el poder captar a pleno las oportunidades de negocios que puedan darse afuera».

Precios internacionales/futuros

Tras las bajas recientes registradas en los últimos remate Fonterra, realizados en Nueva Zelanda, desde el sector empresario vinculado a la lechería local entienden que «podrían revertirse pronto» 

Se indicó además que «si a pesar de la guerra, el Covid, el dólar fuerte y las últimas bajas en el Global Dairy Trade de Fonterra, los futuros en Nueva Zelanda siguen firmes y marcando un piso de u$s 4.000 por tonelada, ese mercado asume hoy que
los componentes estructurales de la demanda pesan más que los de coyuntura».

Se expresó también que «las compras de China podrían por momentos desacelerarse, pero difícilmente caerse».

«Y hoy -se indicó- las lecherías exportadoras del mundo, salvo India (que planea crecer exportando) muestran estabilidad o baja en su producción, e incapacidad para aumentar la oferta hasta poder satisfacer esta demanda».

Clima y Suelos

La pampa húmeda transita mayo con el perfil de sus suelos bien cargados de humedad.

Aunque en superficie, toda la franja central y norte, los tiene ajustados o con necesidad de algunas lluvias más. Un caso especial es el sur de Carlos Casares, que recibió intensas lluvias y aguas de escurrimiento regional, complicando en extremo esa zona de la Cuenca Oeste.

Para mayo, junio y julio, el Servicio Metereológico Nacional pronostica lluvias inferiores a lo normal y temperaturas normales para la época. Se vendría un invierno típico, predominantemente seco y frío.

 

Compartir:

https://www.infortambo.com/ - ®2022 Todos los derechos reservados